Los poderes públicos riojanos han de incorporar la perspectiva de género en todas sus políticas y acciones, de modo que establezcan en todas ellas el objetivo general de eliminar las desigualdades y promover la igualdad de mujeres y hombres.

Integrar la perspectiva de género supone considerar en forma sistemática las diferentes situaciones, condiciones, aspiraciones y necesidades de mujeres y hombres, incorporando objetivos y actuaciones específicas dirigidas a eliminar desigualdades y promover la igualdad en todas las políticas y acciones, a todos los niveles y en todas sus fases de planificación, ejecución y evaluación.

La Dirección General de Igualdad impulsa y coordina la introducción del principio de igualdad en las políticas de las instituciones públicas en lo relativo a la igualdad de mujeres y hombres a través del desarrollo normativo, la capacitación profesional y el diseño de planes y actuaciones específicas.