MEDIDAS PREVENTIVAS GENERALES
Los usuarios que accedan al Centro de Formación deben esperar guardando las distancias de seguridad. La entrada al mismo se debe realizar de forma escalonada, para evitar aglomeraciones.
En la entrada del Centro y a las aulas encontrarán gel hidroalcohólico para que se desinfecten las manos cuando entren y salgan.
Las escaleras del Centro están señalizadas, una de subida y otra de bajada, para el acceso a las plantas, debiéndose respetar en todo momento.
Es obligatorio el uso de mascarilla.
La distancia de seguridad interpersonal es de 1,5 metros, tanto en la entrada y salida del centro como durante su permanencia en el mismo.
Mantener una adecuada higiene de manos y no tocarse los ojos, nariz y boca, al igual que el resto de medidas de prevención para reducir la transmisión comunitaria.
No se debe utilizar equipos y dispositivos de otros alumnos (bolígrafos, ordenador, tableta electrónica, etc.). Por lo que se deberá venir provisto del material necesario para la realización del curso, por ejemplo, bolígrafo, cuaderno, etc.
En los aseos del centro encontrarán jabón de manos, papel para el secado de manos y papeleras. La ocupación máxima será de dos personas.
El uso del ascensor se limitará al mínimo imprescindible. Se utilizarán preferentemente las escaleras. Cuando sea necesario utilizar los ascensores, su ocupación máxima será de una persona. En aquellos casos de personas que puedan precisar asistencia, también se permitirá la utilización por su acompañante, ambos con mascarilla.
MEDIDAS PREVENTIVAS EN AULAS DE FORMACIÓN
Los asistentes a los cursos de formación deben permanecer en el centro educativo durante el horario imprescindible del curso.
Los descansos de las acciones formativas siempre se realizarán fuera del centro, evitando la aglomeración de personas en pasillos y zonas comunes.
Realizar una correcta desinfección de manos con gel hidroalcohólico al entrar y salir del aula.
Obligatorio la utilización de mascarilla higiénica o quirúrgica en alumnos y docentes. El uso de los equipos de protección no sustituye la necesidad de una adecuada higiene de manos, al igual que el resto de medidas de prevención para reducir la transmisión comunitaria.
Se realizará una ventilación frecuente, adecuada y periódica de las aulas durante el tiempo necesario para permitir la renovación del aire.