11/06/2006

Es la propia madre del bebé quien da aviso a SOS Rioja 112 de que su hijo de corta edad, se ha quedado aislado mientras ella se encontraba encerrada por accidente en otra dependencia de la vivienda. La madre, que estaba bastante nerviosa, indica a este centro que se le ha cerrado la puerta de la cocina, quedando aislada del niño. Ante la desesperante situación, optó acertadamente, de marcar el número 1-1-2 de Emergencias. Desde este centro, se movilizaron inmediatamente los Bomberos de Logroño, así como Policía Local e incluso una ambulancia de Cruz Roja a la vivienda sita en Avenida de España (Logroño). Mientras el personal de nuestro centro tranquilizaba a la madre vía telefónica, los recursos enviados al lugar conseguían acceder a la vivienda y al bebé, eliminado el riesgo que circunstancialmente podía tener un niño de tan corta edad al encontrarse aislado de la madre. Afortunadamente, juntos madre e hijo, se pudo comprobar que ambos se encontraban en perfectas condiciones de salud. No obstante, y atendiendo a la grave situación de crisis sufrida por la madre, se la da traslado al Hospital San Millán para que sea valorada y tratada por los médicos del Servicio de Urgencias de dicho centro sanitario.