9/05/2002

Varios particulares dan aviso al SOS Rioja y a la Central de la Guardia Civil de la existencia de desprendimientos en la carretera nacional N-111 en varios puntos de la misma. Se trata de piedras de diversos tamaños, así como barro y gravas que ocupan la calzada creando un riesgo en el tránsito de los vehículos. Unidades de la Guardia civil,y del Servicio de Demarcación de Carreteras del Estado se encargan de revisar la zona y de desalojar la calzada de los materiales que la ocupaban. Se recomienda circular con precaución por dicha vía ante el riesgo de encontrarse nuevos desprendimientos.