El art. 172 el Código Civil dispone que "se considera como situación de desamparo la que se produce de hecho a causa del incumplimiento o del imposible o inadecuado ejercicio de los deberes de protección establecidos por las leyes para la guarda de los menores, cuando éstos queden privados de la necesaria asistencia moral o material".


Causas de desamparo

Según el art. 45 de la Ley autonómica 4/1998, de 18 de marzo, del menor, se entiende que un menor Ase encuentra en situación de desamparo cuando concurren entre otras las siguientes circunstancias:

  • Abandono del menor por parte de su familia.
  • Malos tratos físicos o psíquicos al menor.
  • Trastorno mental grave de quienes ostenten la responsabilidad parental, siempre que impida o limite gravemente el adecuado ejercicio que tales instituciones conllevan.
  • Drogadicción habitual en las personas que integran la unidad familiar, y en especial de quienes ostenten la responsabilidad parental del menor, siempre que menoscabe el desarrollo y bienestar del menor.
  • Abusos sexuales por parte de familiares o terceros en la unidad familiar del menor.
  • Inducción del menor a la mendicidad, la delincuencia, la prostitución o cualquier otra explotación económica del menor de análoga naturaleza.
  • Cuando se aprecie cualquier forma de incumplimiento o ejercicio inadecuado de los deberes de protección establecidos por las leyes para la guarda y educación de los menores.