13 de noviembre de 2014

Pedro Sanz, en una comparecencia en el Parlamento

El presidente del Gobierno regional, Pedro Sanz, ha asegurado hoy que los presupuestos de La Rioja para 2015 "ambicionan mejorar la vida de los riojanos, con más fondos para los servicios públicos fundamentales, incremento de la inversión y reducción de impuestos para contribuir a afianzar la recuperación económica".

Pedro Sanz, que ha realizado estas declaraciones durante su intervención en el debate de las enmiendas de totalidad a los proyectos de Ley de Presupuestos Generales de la Comunidad Autónoma para 2015 y de Medidas Fiscales, ha destacado que los argumentos utilizados por los Grupos Socialista y Mixto para rechazar estas normas son "calcos de años anteriores, aunque la situación sea diferente, y, además, contradictorios", lo que refleja "su falta de interés por mejorar las opciones de futuro de La Rioja y su escaso compromiso de los riojanos".

En este sentido, ha subrayado que la oposición, para empezar, realiza un "análisis erróneo y evidentemente interesado" de la situación actual de La Rioja, "porque son incapaces de reconocer lo que los indicadores económicos demuestran: que estamos mejor que hace un año, con más población activa, más afiliados a la seguridad social y menos desempleados; mas sociedades mercantiles constituidas, crecimientos notables del Índice de Producción Industrial, récord de exportaciones y previsiones de crecimiento del 2,4% superiores a las estimadas para el conjunto de España (2%)".

"La realidad es tozuda y ustedes se empeñan en negarla en lugar de ofrecer alternativas, mientras en el Gobierno de La Rioja trabajamos para que estos datos, que reflejan que hemos iniciado el camino de la recuperación, sean todavía mejores dentro de un año y haya más riojanos trabajando, nuestras empresas sean más competitivas y nuestros sistemas sanitario, social y educativo continúen dando una respuesta óptima a las necesidades de los riojanos", ha afirmado.

Del mismo modo, el presidente del Ejecutivo riojano ha considerado "absurdo que califiquen como gravosos los presupuestos cuando continuamos bajando los impuestos, con la eliminación del 50% del Impuesto de Patrimonio y una nueva bonificación en el de Donaciones, confirmando que La Rioja es la comunidad con menor presión fiscal, y cuando unos 140.000 riojanos se benefician cada año de estas deducciones".

Por otra parte, ha utilizado los propios argumentos de la oposición para rechazar que se trate de unos presupuestos electoralistas. "¿Cómo puede ser electoralista un presupuesto que califican de injusto, gravoso, decepcionante, poco inversor y con recortes?", se ha preguntado y ha reiterado que para el Gobierno de La Rioja la campaña electoral dura los cuatro años de la legislatura "porque es el tiempo que tenemos para cumplir nuestros compromisos con los ciudadanos".

Pedro Sanz ha recordado que se trata de los presupuestos más altos de la actual legislatura, 1.284,25 millones de euros, y ha hecho hincapié en el aumento de las partidas destinadas a Salud, Servicios Sociales y Educación "porque las personas son lo primero para este Gobierno". Así, ha desgranado numerosos datos entre los que destacan que el 40% del presupuesto se destina a Salud y Servicio Sociales, el incremento de las prestaciones por dependencia; el aumento por segundo año consecutivo de las partidas destinadas a Educación y, especialmente, de los fondos para becas,

Del mismo modo, ha subrayado que el 33% del presupuesto se dedicará al crecimiento económico y la creación de empleo, con un aumento del 7,36% de las partidas destinadas a ayudar a las empresas y mejorar las posibilidades de empleo de los trabajadores, especialmente desempleados, y del 1,65% en los fondos para I+D+i. También ha destacado que la inversión se incrementa en un 8,93%, con actuaciones previstas en el Palacio de Justicia, infraestructuras educativas y carreteras, entre otras, y que la cuantía destinada a los municipios riojanos crece un 27,70% respecto a este año, y ha reiterado que los presupuestos incentivan y fomentan la inversión privada para que contribuya a la reactivación económica y al crecimiento del empleo.

Por último, ha destacado que los gastos financieros se reducen un 16,98% porque la confianza de los mercados permite financiar la deuda a menor coste y ha concluido afirmando que son unos presupuestos solventes, inversores, sociales y coherentes con la situación económica actual.