Los contratos bonificados están regulados en Leyes estatales y consisten en una bonificación en las cuotas de la seguridad social del trabajador

Los contratos subvencionados, son aquellos por los que los empresarios pueden pedir una subvención normalmente en su Comunidad Autónoma.