11 de octubre de 2017

CyL_4595Imagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoLos consejeros de Fomento del Gobierno de La Rioja, Carlos Cuevas, y la Junta de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, han mantenido un encuentro de trabajo en Soria para analizar diferentes de asuntos de interés común con objeto de avanzar en la mejora de las infraestructuras de comunicación y transporte.

Ambas comunidades autónomas, en el marco del protocolo general firmado en 2008 y las adendas añadidas en 2009, 2010 y 2013, han reforzado el compromiso para impulsar proyectos que favorezcan las comunicaciones por carretera y en tren y la movilidad de los ciudadanos en el primer encuentro institucional celebrado en esta legislatura entre ambas regiones y específico sobre este ámbito de actuación.

En este sentido, ambos consejeros han coincidido en la necesidad de acometer los tramos pendientes de la Autovía del Camino de Santiago (A-12) entre La Rioja y Catilla y León (Santo Domingo de la Calzada-Villamayor del Río-Villafranca de Montes de Oca-Ibeas de Juarros-Burgos) para completar esta vía de altas capacidad que conectará Pamplona con Burgos, a lo largo de cerca de 220 kilómetros.

Asimismo, han reconocido la importancia de terminar la A-15 entre Soria y Tudela (Navarra), que facilitará la comunicación con Madrid de municipios de La Rioja Baja.

En tercer lugar, también han analizado los proyectos de alta velocidad, dedicando especial atención al corredor Cantábrico-Mediterráneo, que conecta a ambas regiones, a través del corredor entre Miranda de Ebro y Logroño. El Ministerio de Fomento se ha comprometido a presentar antes de final de año el estudio informativo que afecta a este recorrido. Además, el Ministerio de Fomento ha previsto que las obras para la llegada de la alta velocidad a Burgos estén terminadas en 2018.

Bonificación para el transporte pesado

Además, ambas regiones han intercambiado información sobre el convenio que en breve firmará el Gobierno de La Rioja con el Ministerio de Fomento para aplicar una nueva bonificación al transporte pesado con motivo del desvío obligatorio a la autopista AP-68 con el objetivo de reducir la siniestralidad que registra la N-232.

Esta circunstancia también vincula a ambas comunidades autónomas dado que el acceso de los camiones se efectuará de forma temporal por el enlace de la AP-68 hacia Miranda de Ebro con motivo de las obras que se acometen en la salida de Zambrana (Álava).

Avance de las carreteras autonómicas

Por último, La Rioja y Castilla y León se han comprometido a mejorar las carreteas autonómicas que conectan ambas comunidades autónomas. En este caso, el Gobierno de La Rioja está pendiente de adjudicar el refuerzo de firme y las mejoras puntuales de la LR-284 entre Aguilar del Río Alhama y San Felices en Soria, con un presupuesto de 888.175 euros.

Además, en la actualidad la Confederación Hidrográfica del Ebro se llevan a cabo obras de mejora en la SO-615 en Soria, prolongación de la LR-115 en La Rioja, con motivo de las obras de construcción de la presa de Enciso.

El Gobierno de La Rioja ha mejorado en los últimos años la seguridad vial en la LR-333, incluido el paso por el puerto de Montenegro, para facilitar la comunicación entre los valles del Iregua (N-111) y el Najerilla (LR-113), así como favorecer la conexión con Soria. La inversión, en este caso, se sitúa en cerca de 1,5 millones de euros en los últimos cinco años.

En este encuentro también han participado el director territorial de la Junta de Castilla y León en Soria, Manuel López Represa, y el director general de Obras Públicas y Transportes del Gobierno de La Rioja, Carlos Yécora.