22 de febrero de 2017

FullSizeRenderEl consejero de Fomento y Política Territorial, Carlos Cuevas, se ha desplazado hoy a Cornago y Cervera del Río Alhama para supervisar la actuación que se ha llevado a cabo para reparar los daños causados por los desprendimientos y garantizar la seguridad vial en las carreteras que discurren por esta zona de La Rioja Baja.

Esta actuación, que ha contado con un presupuesto de 47.000 euros, ha consistido en la estabilización de las laderas en la LR-283 en Cornago y la LR-123 en Cervera de Río Alhama y la mejora del drenaje para evitar nuevos incidentes que comprometan la seguridad de los conductores.

El origen de estos desprendimientos se encuentra en las abundantes precipitaciones que se acumularon en los primeros meses de 2015 y que propiciaron la caída de piedras y materiales sobre la red viaria en diferentes puntos de la geografía riojana, con especial incidencia, en pueblos del Camero Viejo y Hormilleja.

El Gobierno de La Rioja invirtió cerca de 2 millones de euros en las reparaciones de emergencia para evitar el peligro inminente y durante este periodo ha acometido las actuaciones necesarias para reforzar el terreno.

En Cornago se ha procedido a la limpieza de los materiales desprendidos y de la cuneta y se ha repuesto la malla de triple torsión, a lo largo de más de 75 m, para frenar la erosión y evitar nuevos daños. En Cervera del Río Alhama, por su parte, se ha colocado una malla de estas características.

En estas visitas han participado el alcalde de Cornago, Luis Martínez, y la alcaldesa de Cervera del Río Alhama, Estrella Santana, junto con el director general de Obras Públicas y Transportes, Carlos Yécora, y otros integrantes de las corporaciones municipales.

"Estas pequeñas actuaciones permiten que los vehículos puedan circular con plenas garantías por la comarca de Cervera de Río Alhama, puesto que se ha logrado reducir el riesgo de nuevos desprendimientos", ha subrayado Carlos Cuevas.

La empresa Solutioma, especialista en este tipo de actuaciones, se ha encargado de la ejecución del proyecto, con un presupuesto de 47.000 euros.