23 de enero de 2018

IMG_5693Imagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoLa Consejería de Fomento y Política Territorial dispone de nuevos vehículos que emplea el personal del Servicio de Carreteras para las obras de conservación y seguridad vial que se acometen en la red autonómica de carreteras.

En concreto, las adquisiciones, por un importe en conjunto de 394.000 euros, han sido las siguientes:

- Tres todocaminos Toyota C-HR. Estos vehículos, que sustituyen a tres unidades que habían agotado su vida útil, cuentan con un motor híbrido de gasolina de 1.700 cc, 120 CV de potencia y cambio automático. Tienen espacio para cinco plazas.

- Una furgoneta mixta Iveco para el traslado del personal, materiales y maquinaria de las brigadas de carreteras. Permite el transporte de 7.200 kg gracias a un motor de 2.990 cc y una potencia de 180 CV.

- Una minicargadora Bobcat para utilizar en trabajos de limpieza rigolas, retirada de tierras en la calzada, barrido de gravillas, limpieza de cunetas, entre otros. Su capacidad de carga es de 1.600 kg y dispone de diferentes elementos para atender estas tareas (barredora, cepillo lateral, cuchara con cuchilla de desgaste…).

- Una retroexcavadora JCB. Esta máquina se emplea en tareas relacionadas con la limpieza de cunetas, retirada de desprendimientos, demoliciones,

La compra de estos nuevos vehículos forma parte del plan de renovación de los equipos y maquinaria para mejorar las condiciones de trabajo y la seguridad de las brigadas y el resto del personal que trabaja en el mantenimiento en buen estado de la seguridad vial en la red autonómica de carreteras, que consta de 1.500 km.

Desde 2015 la inversión ha ascendido a 800.000 euros, lo que ha permitido la compra también de un camión para obras y vialidad invernal, cuatro todocaminos y un brazo para el tractor desbrozador.

La conservación ordinaria de la red autonómica de carreteras consta de un sistema mixto de trabajo, que incluye medios y personal del Gobierno de La Rioja junto con la contratación de empresas privadas que también colaboran en las diferentes tareas que se llevan a cabo (limpieza de cunetas y arcenes, estabilización de taludes, reparación de baches, retirada de desprendimientos, reposición de señales, instalación de barreras de seguridad, mejora de la pavimentación…).