1 de marzo de 2017

AutolEl consejero de Fomento y Política Territorial, Carlos Cuevas, ha visitado hoy, junto a la alcaldesa de Autol, Catalina Bastida, dos actuaciones que se han llevado a cabo con el objetivo de aumentar la seguridad vial y favorecer los desplazamientos de conductores y peatones en esta la localidad de La Rioja Baja.

En primer lugar, se ha mejorado el drenaje en la LR-282 para evitar el peligro de nuevas inundaciones y contribuir a reducir la siniestralidad. En segundo término, se ha construido un nuevo tramo de acera en la travesía de la LR-115 para incrementar la protección de los peatones que frecuentan esta zona en su camino a la ermita de la Virgen de Nieva. El presupuesto de estas dos obras ha ascendido a 262.743 euros.

"La seguridad vial es la máxima prioridad en el ámbito de carreteras", ha subrayado Carlos Cuevas. "Nuestros esfuerzos se están concentrando en mejorar las condiciones para que los conductores puedan circular con mayor comodidad y seguridad y también para que los peatones puedan disfrutar de más tranquilidad cuando caminan por las travesías", ha añadido.

Resueltos los problemas de inundaciones en la LR-282

La actuación en la LR-282 ha permitido resolver de manera definitiva los problemas localizados en el kilómetro 6 de la LR-282, que pertenece a la red comarcal y conecta Autol (LR-115) y Calahorra (LR-134) a lo largo de 8,2 km. La obra ha consistido en la construcción de dos obras de fábrica para facilitar la evacuación del agua y su canalización hasta el río Cidacos.

La inversión en esta actuación, cuyo origen se encuentra en una proposición no de ley aprobada por unanimidad en el Parlamento de La Rioja, se ha cifrado en 209.840 euros. La empresa riojana Eurocontratas se ha encargado de la obra.

Mejora del itinerario peatonal a la ermita de Nieva

El nuevo tramo de acera construido en la travesía de la LR-115 en Autol facilita el acceso peatonal al entorno de la ermita. La actuación ha contemplado la canalización y el soterramiento de la cuneta de la carretera, así como la instalación de sumideros para la recogida de las aguas pluviales y tres pozos de registro.

Asimismo, se han colocado barandillas de protección para salvar el desnivel entre la carretera y la plaza de la ermita y se han acondicionado itinerarios de acceso a este enclave. La empresa riojana Antis Obra Civil se ha encargado de la ejecución de este proyecto, con un presupuesto de 52.900 euros.