BAJA PROVISIONAL POR INSOLVENCIA: estado provisional de las deudas tributarias que no hayan podido hacerse efectivas en los respectivos procedimientos tributarios de recaudación, por insolvencia probada total o parcial del obligado tributario, mediante la declaración total o parcial del crédito como incobrable, en tanto no se rehabiliten dentro del plazo de prescripción.