Receta electrónica

A través de este proyecto, los pacientes ya no entregarán una receta en papel en la farmacia para recoger los medicamentos prescritos por el médico. Este servicio incrementala comodidad en la renovación de las recetas de los tratamientos crónicos o de larga duración con total seguridad y confidencialidad. El paciente evitará volver al centro de salud cada vez que necesite renovar una receta, por lo que evitará el desplazamiento del paciente al centro de salud y se reducirán el número de visitas al centro lo que agilizará el servicio del mismo.

Entre las ventajas de este proyecto: Se garantiza a los ciudadanos la posibilidad de retirar los medicamentos prescritos en cualquier farmacia del país sin presentar una receta en papel. El médico cada vez tiene que realizar menos tareas administrativas, se favorece el uso racional de los medicamentos y se avanza en la consolidación de las TICs en las transacciones realizadas entre las diferentes Comunidades Autónomas.