• Real Decreto 110/2015, de 20 de febrero, sobre residuos de aparatos eléctricos y electrónicos. (BOE 21.2.15Este enlace se abrirá en una ventana nueva; vigencia 22.2.15)

Deroga el Real Decreto 208/2005, de 25 de febrero, sobre aparatos eléctricos y electrónicos y la gestión de sus residuos, e incorpora al ordenamiento jurídico español la Directiva 2012/19/UE y las novedades introducidas en esta materia por la Ley 22/2011, de 28 de julio, de residuos y suelos contaminados.La citada Directiva implica directamente a las Entidades Locales en la recogida separada de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE), y por eso en este Real Decreto se dedica a ese aspecto la sección segunda de su capítulo IV (artículos 19 al 21).

Las Entidades Locales, en el marco de sus competencias en materia de residuos domésticos, han de establecer sistemas de recogida separada, gratuita para el usuario, de los RAEE domésticos, teniendo en cuenta la densidad de la población y las condiciones territoriales, mediante alguna de las siguientes opciones: recogida puerta a puerta, puntos limpios fijos o móviles, acuerdos con instalaciones autorizadas o con entidades de economía social, u otros sistemas previstos en las ordenanzas locales. También se establecen algunos requisitos de las instalaciones de recogida y de la forma de realizarla, así como de la gestión de los RAEE que se recojan en dichas instalaciones.Además de los requisitos y normas de aplicación general sobre las instalaciones de recogida y sobre la gestión de los residuos, debe tenerse en cuenta que, como se establece en los artículos 4 y 20, las instalaciones de recogida de las Entidades Locales deben emitir justificantes a quienes entreguen los RAEE, y son responsables de éstos hasta su entrega a los gestores de tratamiento. Por otra parte, en el artículo 44 se establece que cada productor de aparatos eléctricos y electrónicos será responsable de financiar, al menos, la recogida, el transporte y el tratamiento de los RAEE domésticos depositados en los puntos o redes de recogida del sistema y en la instalaciones de recogida de los Entes Locales y de los distribuidores.En el artículo 51 se impone a las Entidades Locales la obligación de informar a los usuarios sobre los aspectos relacionados con la recogida en el ámbito municipal, al menos sobre la obligación de entregar los RAEE de modo separado, sobre las instalaciones y medios, públicos o privados, previstos para ello (horarios, ubicación, periodicidad de recogida móvil). Si las Entidades Locales no tienen medios suficientes, la información deberá proporcionarla la Comunidad Autónoma.

Las Comunidades Autónomas y las Entidades Locales deberán aplicar planes de adaptación, en un plazo máximo de cinco años, de los puntos limpios y de las instalaciones de recogida municipales a las previsiones del Real Decreto