• Ley Orgánica 4/2015, de 30 de marzo, de protección de la seguridad ciudadana. (BOE 31.3.15; Este enlace se abrirá en una ventana nuevavigencia 1.7.15)

Siendo una Ley de aplicación general para la protección de personas y bienes, no obstante establece que quedan fuera de su ámbito de aplicación las prescripciones que tienen por objeto velar por el buen orden de los espectáculos y la protección de las personas y bienes a través de una acción administrativa ordinaria. Por otra parte, al determinar las autoridades y órganos competentes en el ámbito de esta Ley, dispone que las autoridades locales ejercerán las facultades que les corresponden, de acuerdo con la Ley Orgánica 2/1986, de 13 de marzo, de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, y con la legislación de régimen local, de espectáculos públicos, de actividades recreativas y de actividades clasificadas.

Contiene una regulación pormenorizada de las potestades de policía de seguridad, que se ejercerán ordinariamente por los agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, y del régimen sancionador; en este último aspecto merece una mención específica la previsión del artículo 32.3 de que los alcaldes podrán imponer las sanciones y adoptar las medidas previstas en esta Ley cuando las infracciones se cometieran en espacios públicos municipales o afecten a bienes de titularidad local, siempre que ostenten competencia sobre la materia de acuerdo con la legislación específica. Se establece, además, que las ordenanzas municipales podrán introducir especificaciones o graduaciones en el cuadro de las infracciones y sanciones tipificadas en la Ley.