• Resolución de 5 de febrero de 2015, de la Secretaría General del Tesoro y Política Financiera, por la que se define el principio de prudencia financiera aplicable a las operaciones de endeudamiento y derivados de las entidades locales, y de las comunidades autónomas que se acojan al Fondo de Financiación a Comunidades Autónomas. (BOE 7.2.15Este enlace se abrirá en una ventana nueva; vigencia 8.2.15)

Define el principio de prudencia financiera al que están sujetas todas las operaciones financieras que concierten las entidades locales, en virtud de lo establecido en el artículo 48.bis del Texto Refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales, aprobado por el Real Decreto Legislativo 2/2004, de 5 de marzo.Determina los instrumentos que podrán utilizarse para realizar operaciones de endeudamiento, las condiciones financieras a las que han de sujetarse tales operaciones (su coste total máximo, por referencia al coste de financiación del Estado más un diferencial en función de las características de la operación y de las circunstancias financieras de la Entidad) y la prohibición de realizar operaciones de endeudamiento con determinadas características.Se establece la obligación de las comunidades autónomas y de las entidades locales de comunicar mensualmente al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas las condiciones finales de todas las operaciones de endeudamiento y de derivados realizadas y de la cartera global de deuda y de derivados.Mediante una Resolución de 5 de marzo de 2015, de la Secretaría General del Tesoro y Política Financiera, publicada en el Boletín Oficial del Estado del día 6 del mismo mes, se actualiza el anexo con los tipos de interés fijos y diferenciales del coste de financiación del Estado, que sirven para determinar el coste máximo para las operaciones de endeudamiento de las Entidades Locales.