musgo

Con el objetivo de velar por una calidad del aire ambiente óptima para la salud humana y el medio ambiente y de acuerdo con las competencias adquiridas por la Comunidad de La Rioja en materia ambiental, desde el año 2006 se ha trabajado con una red de biomonitorización de metales pesados que cuenta con 25 puntos de muestreo de musgo repartidos por la región y su entorno.

A través de estos puntos se puede determinar la concentración y evaluar el impacto de los siguientes metales pesados: Arsénico, Cadmio, Níquel, Plomo y Mercurio. Los puntos de muestreo están distribuidos por toda La Rioja e incluso abarcan superficie fuera de la región para establecer conexiones con el posible origen de la contaminación.

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente ha firmado un convenio con la Universidad de La Rioja (Grupo de Ecofisiología Vegetal) en colaboración también con la Universidad de Santiago de Compostela. Estas universidades, junto con la dirección general de Calidad ambiental y Agua, participan en el programa de investigación internacional sobre los efectos de la contaminación del aire en la vegetación natural y los cultivos ICP Vegetation.

En las campañas de muestreo, análisis e interpretación de los resultados que se han realizado hasta la fecha se ha instaurado una red de biomonitorización de metales pesados en la Comunidad Autónoma de La Rioja. La red ha arrojado datos reseñables al detectarse niveles bajos de los metales pesados estudiados en nuestro territorio.

Para obtener mayor información sobre el resultado delas campañas puede consultar los informes anuales de la calidad del aire.


Informes finales de las campañas realizadas:


Como complemento a la red autonómica de biomonitorización de metales pesados, durante el año 2018, se realizó un estudio para conocer en profundidad la calidad del aire de Logroño y su área metropolitana.

Este estudio se llevó a cabo con una innovadora técnica de biomonitorización que utiliza el dispositivo Mossphere (esfera de musgo) para analizar el nivel de contaminación atmosférica. En total, se instalaron 78 dispositivos Mossphere en el área metropolitana de Logroño, formando una malla regular, esta red se complementó con otra malla que utiliza como biomonitor al aligustre, un árbol ornamental, y que está formada por 50 puntos.

Los resultados finales del estudio se encuentran en los siguientes documentos: