El consejero de Justicia, Conrado Escobar, apuesta por promover acciones encaminadas a potenciar las habilidades sociales en los menores con el objetivo de que sean capaces de resolver conflictos de su vida cotidiana.

Escobar, acompañado por la directora general de Justicia e Interior, Cristina Maiso, compartió ayer, junto con los seis jóvenes participantes, la primera sesión de la séptima edición del programa de habilidades sociales ‘Tikúm Olam’, promovido por el Gobierno regional a través del equipo de Mediación Intrajudicial con menores.

El consejero señaló que, a través de este curso, «los menores mejorarán las capacidades necesarias para que puedan expresar sentimientos, actitudes, deseos, opiniones o derechos de un modo adecuado a cada situación, resolviendo los problemas surgidos y minimizando la probabilidad de que surjan nuevos». Entre otros contenidos, durante el curso se abordan conceptos como la comunicación verbal y no verbal; la asertividad, la empatía, la escucha activa, la autoestima, la resolución de conflictos, los prejuicios, según ha detallado el Ejecutivo regional en una nota. La evaluación de los cursos desarrollados hasta la fecha ha sido muy positiva, con un alto grado de implicación por parte de los menores participantes y una evolución favorable en la asunción de
conductas prosociales.