El Código ético de buen Gobierno se materializa en los siguientes compromisos y principios de actuación en los siguientes ámbitos

Transparencia y buen gobierno

El artículo 21.1 de la Ley 3/2014, de 11 de septiembre, de Transparencia y Buen Gobierno de La Rioja establece que las disposiciones emanadas de la legislación estatal en materia de buen gobierno resultarán de aplicación en la Comunidad Autónoma de La Rioja a los miembros del Gobierno y resto de cargos definidos por la disposición adicional segunda de la Ley 8/2003, de 28 de octubre, del Gobierno e Incompatibilidades de sus miembrosEste enlace se abrirá en una ventana nueva.

La legislación estatal sobre buen gobierno se recoge en la Ley 19/2013, de 9 de diciembre, de transparencia, acceso a la información pública y buen gobiernoEste enlace se abrirá en una ventana nueva y los principios básicos de actuación son los siguientes:

Las personas comprendidas en el ámbito de aplicación del Título II observarán en el ejercicio de sus funciones lo dispuesto en la Constitución Española y en el resto del ordenamiento jurídico y promoverán el respeto a los derechos fundamentales y a las libertades públicas.

Asimismo, adecuarán su actividad a los siguientes:

Principios generales:

  1. Actuarán con transparencia en la gestión de los asuntos públicos, de acuerdo con los principios de eficacia, economía y eficiencia y con el objetivo de satisfacer el interés general.
  2. Ejercerán sus funciones con dedicación al servicio público, absteniéndose de cualquier conducta que sea contraria a estos principios.
  3. Respetarán el principio de imparcialidad, de modo que mantengan un criterio independiente y ajeno a todo interés particular.
  4. Asegurarán un trato igual y sin discriminaciones de ningún tipo en el ejercicio de sus funciones.
  5. Actuarán con la diligencia debida en el cumplimiento de sus obligaciones y fomentarán la calidad en la prestación de servicios públicos.
  6. Mantendrán una conducta digna y tratarán a los ciudadanos con esmerada corrección.
  7. Asumirán la responsabilidad de las decisiones y actuaciones propias y de los organismos que dirigen, sin perjuicio de otras que fueran exigibles legalmente.

Principios de actuación:

  1. Desempeñarán su actividad con plena dedicación y con pleno respeto a la normativa reguladora de las incompatibilidades y los conflictos de intereses.
  2. Guardarán la debida reserva respecto a los hechos o informaciones conocidos con motivo u ocasión del ejercicio de sus competencias.
  3. Pondrán en conocimiento de los órganos competentes cualquier actuación irregular de la cual tengan conocimiento.
  4. Ejercerán los poderes que les atribuye la normativa vigente con la finalidad exclusiva para la que fueron otorgados y evitarán toda acción que pueda poner en riesgo el interés público o el patrimonio de las Administraciones.
  5. No se implicarán en situaciones, actividades o intereses incompatibles con sus funciones y se abstendrán de intervenir en los asuntos en que concurra alguna causa que pueda afectar a su objetividad.
  6. No aceptarán para sí regalos que superen los usos habituales, sociales o de cortesía, ni favores o servicios en condiciones ventajosas que puedan condicionar el desarrollo de sus funciones. En el caso de obsequios de una mayor relevancia institucional se procederá a su incorporación al patrimonio de la Administración Pública correspondiente.
  7. Desempeñarán sus funciones con transparencia.
  8. Gestionarán, protegerán y conservarán adecuadamente los recursos públicos, que no podrán ser utilizados para actividades que no sean las permitidas por la normativa que sea de aplicación.
  9. No se valdrán de su posición en la Administración para obtener ventajas personales o materiales.

Incompatibilidades de los miembros del Gobierno

Ley 8/2003, de 28 de octubre, del Gobierno e Incompatibilidades de sus miembros Este enlace se abrirá en una ventana nuevaregula la responsabilidad política y penal del Presidente de la Comunidad Autónoma de La Rioja en su TÍTULO I: Del Presidente de la Comunidad Autónoma de La Rioja. CAPÍTULO I: Del Estatuto Personal del Presidente.

Artículo 4. Responsabilidad política

El Presidente responde políticamente ante el Parlamento de La Rioja. Dicha responsabilidad será exigible en los términos del Estatuto de Autonomía, de la presente Ley y de lo establecido en el Reglamento del Parlamento de La Rioja.

Artículo 5. Responsabilidad penal

1. El Presidente gozará, aun después de haber cesado en su mandato, de inviolabilidad por las opiniones manifestadas en actos parlamentarios.

2. La responsabilidad penal del Presidente en territorio de La Rioja sólo puede ser exigida ante el Tribunal Superior de Justicia de La Rioja. Durante su mandato, y por las acciones u omisiones supuestamente delictivas cometidas en el territorio de La Rioja, el Presidente no podrá ser detenido ni retenido sino en caso de flagrante delito, correspondiendo decidir en todo caso sobre su inculpación, prisión, procesamiento y juicio, al Tribunal Superior de Justicia de La Rioja. Fuera de dicho territorio, la responsabilidad penal será exigible, en los mismos términos, ante la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo.

Regula la responsabilidad política de los Consejeros y de los Vicepresidentes en su CAPÍTULO IV: De los Consejeros y de los Vicepresidentes

Artículo 39. Responsabilidad política

La responsabilidad política de los Consejeros será exigible de acuerdo con lo establecido en el Estatuto de Autonomía, en el Reglamento del Parlamento de La Rioja y en la presente Ley.


Funcionamiento y régimen jurídico

La Ley 4/2005, de 1 de junio, de Funcionamiento y Régimen Jurídico de la Administración de la Comunidad Autónoma de La Rioja

Regula los principios a los que se ajustará la actividad de la Administración General de la Comunidad Autónoma de La Rioja y sus organismos públicos en el TÍTULO I: Del funcionamiento de la Administración de la Comunidad Autónoma de La Rioja. Artículo 3. Principios de funcionamiento. CAPÍTULO I: Disposiciones generales

La Administración General de la Comunidad Autónoma de La Rioja y sus organismos públicos ajustarán su actividad a los siguientes principios:

  • Colaboración mutua y lealtad institucional en sus relaciones con los demás Poderes y Administraciones Públicas.
  • Colaboración y coordinación entre sus distintos órganos y organismos públicos.
  • Eficacia en el cumplimiento de los objetivos institucionales.
  • Eficiencia en la asignación y en la utilización de los recursos públicos.
  • Planificación, gestión por objetivos y control de los resultados.
  • Responsabilidad por la gestión pública.
  • Racionalización de los procedimientos administrativos y de las actividades materiales de gestión.
  • Servicio efectivo y proximidad de la Administración a los ciudadanos.
  • Transparencia y publicidad, que garanticen la efectividad de los derechos reconocidos a los ciudadanos, con las excepciones que la Ley establezca.
  • Buena fe y confianza legítima.


Decálogo de compromisos para el Ciudadano: decálogo de compromisos con el ciudadano para una Administración de Calidad

  1. Una Administración accesible a los ciudadanos por todos los canales disponibles: presencial, telefónico y telemático, comprometida con la elección del ciudadano y evitando desplazamientos a los ciudadanos.
  2. Una Administración que busca la eficiencia mediante la simplificación de los procesos administrativos, comprometida con la reducción de los trámites y la supresión de los que sean innecesarios.
  3. Una Administración que persigue la eficiencia mediante la reducción de los tiempos de respuesta en la prestación de servicios a los ciudadanos, comprometida con la agilidad en su funcionamiento.
  4. Una Administración que se compromete en la utilización de un lenguaje claro y asequible , motivando suficientemente sus actos y generando fiabilidad en los ciudadanos.
  5. Una Administración transparente en sus objetivos, definidos junto a sus correspondientes indicadores de forma que sean fácilmente medibles y auditables, en una actitud clara de compromiso con el ciudadano.
  6. Una Administración proactiva en la sociedad del conocimiento que promueve el uso de las tecnologías de la información y comunicación en su funcionamiento interno y en su relación con los ciudadanos, comprometida con la sociedad en la que actúa.
  7. Una Administración que se esfuerza por ofrecer servicios de forma equilibrada en todo el territorio de la Comunidad Autónoma de La Rioja, comprometida con la cohesión social y territorial.
  8. Una Administración comprometida en la medición de la satisfacción de los destinatarios de sus políticas, desarrollando y consolidando una cultura de servicio a los ciudadanos.
  9. Una Administración receptiva, que escucha y valora las quejas y sugerencias presentadas por los ciudadanos como destinatarios finales de los servicios prestados, en un compromiso constante de mejora continúa.
  10. Una Administraciún comunicativa y participativa que establece nuevas vías de intervención de los ciudadanos en los procesos de toma de decisión, comprometida con las necesidades y las expectativas de los ciudadanos.

Este decálogo fue aprobado por Resolución de la Secretaría General Técnica de la Consejería de Administraciones Públicas y Política Local, de 19 de noviembre de 2003, por la que se dispone la publicación del Acuerdo de Gobierno por el que se aprueba el "Decálogo de Compromisos con el Ciudadano para una Administración de Calidad".