La gestión de citas previas permite adecuar la disponibilidad del ciudadano con la agenda del servicio tramitador evitando esperas innecesarias.