Definición:

Las pequeñas y medianas empresas (menos de 250 trabajadores), con el fin de facilitarse el acceso al crédito y servicios conexos, así como la mejora integral de sus condiciones financieras, podrán constituir Sociedades de Garantía Recíproca con capital variable.

Las Sociedades de Garantía Recíproca tendrán como objeto social el otorgamiento de garantías personales, por aval o por cualquier otro medio admitido en derecho distinto del seguro de caución, a favor de sus socios para las operaciones que éstos realicen dentro del giro o tráfico de las empresas de que sean titulares.

Legislación:

Características

  • Tienen la consideración de entidades financieras y al menos las cuatro quintas partes de sus socios estarán integradas por pequeñas y medianas empresas que se asocian para buscar mayores posibilidades de financiación.
  • Podrán prestar servicios de asistencia y asesoramiento financiero a sus socios y participar en sociedades o asociaciones cuyo objeto sea actividades dirigidas a pequeñas y medianas empresas
  • No podrán conceder ninguna clase de crédito a sus socios.
  • Podrán emitir obligaciones con sujeción a las condiciones que se establezcan reglamentariamente.
  • El capital social, integrado por las aportaciones de los socios, será variable, entre una cifra mínima fijada en los estatutos y el triple de dicha cantidad. No podrá ser inferior a 1.803.036,30. Estará dividido en participaciones sociales de igual valor nominal, acumulables e indivisibles, que no tendrán la consideración de valores negociables ni podrán denominarse acciones.
  • Clases de socios:
    • Socios partícipes: son aquellos a cuyo favor podrá prestar garantía la sociedad y habrán de pertenecer al sector o sectores de actividad económica mencionados en los estatutos y al ámbito geográfico previamente delimitado.
    • Socios protectores: no podrán solicitar la garantía de la sociedad para sus operaciones y su participación, directa o indirecta en el capital social no excederá conjuntamente del 50 por 100 de la cifra mínima fijada para ese capital en los estatutos sociales.
    • Los socios no responderán personalmente de las deudas sociales.
  • La sociedad deberá constituir un fondo de provisiones técnicas, que formará parte de su patrimonio, y tendrá como finalidad reforzar la solvencia de la sociedad. Podrá estar integrado por:
  • Dotaciones que la sociedad efectúe con cargo a su cuenta de pérdidas y ganancias, sin limitación y en concepto de provisión de insolvenciones.
  • Subvenciones, donaciones u otras aportaciones no reintegrables que efectúen las Administraciones públicas, los organismos autónomos y demás entidades de derecho público, las sociedades mercantiles en cuyo capital participen mayoritariamente cualesquiera de las anteriores y las entidades que representen o asocien intereses económicos de carácter general o del ámbito sectorial a que se refieran los estatutos sociales.
  • Otras aportaciones de carácter no reintegrable realizadas a la sociedad por personas físicas o entidades no comprendidas en el apartado anterior

Sociedades de reafianzamiento

  • Con el fin de ofrecer una cobertura y garantía suficientes a los riesgos contraidos por las sociedades de garantía recíproca y facilitar la disminución del coste del aval para sus socios, podrán constituirse sociedades de reafianzamiento cuyo objeto social comprenda el reaval de las operaciones de garantía otorgadas por las sociedades de garantía recíproca.
  • Adoptarán la forma de sociedades anónimas participadas por
  • No podrán otorgar avales ni otras garantías directamente a favor de las empresas.

Denominación social:

En la denominación social deberá figurar necesariamente la indicación "Sociedad de Garantía Recíproca" o su abreviatura S.G.R. . No podrá adoptarse una denominación idéntica a la de otra entidad mercantil existente.

Constitución:

  • Con carácter previo a la constitución de la sociedad, deberá solicitarse autorización para su creación en el Ministerio de Economía y Hacienda, (Dirección General del Tesoro y Política Financiera).
  • Obtenida la correspondiente autorización, se constituirá mediante escritura pública, que se presentará para su inscripción en el Registro Mercantil, con lo que adquirirá su personalidad jurídica.

Registro Mercantil:

Inscripción obligatoria en el Registro Mercantil, que se acompañará de la autorización para la creación de Sociedades de Garantía Recíproca del Ministerio de Economía y Hacienda. Una vez inscrita en el Registro Mercantil deberá inscribirse en el Registro Especial del Banco de España.

Régimen fiscal:

Estas sociedades tributan por el Impuesto sobre Sociedades al tipo del 25%.

Derechos y obligaciones de los socios:

  • Votar en las Juntas generales, así como impugnar los acuerdos sociales.
  • Solicitar el reembolso de la participación social.
  • Participar, en su caso, en los beneficios sociales.
  • Recibir información conforme a lo previsto en la Ley de Sociedades Anónimas con carácter general para los socios.
  • Participar en el patrimonio resultante de la liquidación.
  • Los socios tienen la obligación de aportar el capital no desembolsado en la forma prevista en los estatutos.

Administración de la sociedad:

Los órganos de administración son:

  • La Junta general, que se reunirá al menos una vez al año, decidirá sobre los asuntos atribuidos a la misma por las disposiciones legales o por los estatutos.
  • La Junta general extraordinaria se reunirá cuando así lo acuerde el Consejo de administración o lo solicite un número de socios no inferior al 5 por 100 del total o que representen, como mínimo, el 10 por 100 del capital desembolsado.
  • El Consejo de administración es el órgano de administración y representación de la sociedad.