Nájera es una localidad riojana profundamente enclavada en la Historia, que llegó a ser capital del reino que llevaba su nombre entre los siglos X y XII de nuestra era y que alberga un Patrimonio de indudable valor. A su desarrollo histórico, rico en acontecimientos, personajes y momentos significativos, se le superpone un contenido narrativo de carácter legendario que no hace sino rubricar el sentido fundacional del proceso de formación de los reinos hispánicos.

El material narrativo que conforman los hechos históricos y los episodios legendarios ha arraigado en la localidad a un nivel fuertemente identitario, lo que propició que a partir de 1969, y siempre en torno al Monasterio de Santa María la Real (ya sea en su claustro o al abrigo del espacio de la plaza de Santa María) se hayan venido representando una serie de montajes escénicos que, en continua evolución, han integrado una fuerte participación ciudadana que, año tras año, gracias a esta actividad, refuerza sus vínculos con un pasado prestigioso.