El mítico y legendario Castillo de Clavijo se asienta en una masa rocosa de considerables proporciones, sobre un acantilado impresionante junto al monte Laturce, a las puertas de los Cameros Viejos entre los valles del Iregua y del Leza. De origen musulmán, su construcción data de principios del siglo IX. Su privilegiada situación lo convierte en una de las mejores fortalezas roqueñas de la Península. Es propiedad del Gobierno de La Rioja.