Como castillo urbano que es, su trascendencia paisajística o ambiental está vinculada con su presencia en el medio urbano fundamentalmente. Su construcción data entre los siglos XIV – XV y el proceso de restauración se realizó entre los años 1979 al 2002.