El municipio se ubica en llano y el casco antiguo se organiza en sentido longitudinal en torno a la antigua calzada y Camino de Santiago, actual Calle Mayor. Durante los siglos XIII y XIV la ciudad crece hacia el sur intramuros y tras el surgimiento de nuevos arrabales durante los siglos XVI al XVIII extramuro.