28 de febrero de 2014

La Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente ha recibido 1.211 solicitudes para llevar a cabo planes de reestructurar y reconvertir viñedo en la última de acuerdo con la convocatoria abierta en el marco de las ayudas que contempla el Programa nacional de Apoyo al Sector Vitivinícola para el periodo 2014-2018. La inversión conjunta de los planes asciende a 20,8 millones de euros, de los cuales 11,6 millones serían sufragados a través de esta medida.

De acuerdo con estos datos provisionales, registrados al término del plazo establecido en la convocatoria, los agricultores riojanos se proponen reestructurar o reconvertir 2.251 hectáreas de viñedo durante 2014 y 2015.

Los expedientes se han presentado a través de las organizaciones y entidades agrarias y ha sido ARAG-ASAJA la que ha gestionado el mayor volumen de solicitudes (45%), seguida de la Federación de Cooperativas Agrarias de La Rioja (22,1%), UAGR (19,9%), UPA (7,1%) y PROCAL (5%).

En esta convocatoria se han introducido algunas novedades con el fin de mejorar la gestión de los fondos asignados a La Rioja conforme a las nuevas condiciones que establece el Real Decreto que regula esta medida.

Por un lado, para recibir las ayudas será necesario presentar la factura y justificantes de pago de las acciones realizadas para el desarrollo de los planes. En el caso de que estas labores hayan sido acometidas por el propio viticultor, la mano de obra se calculará de acuerdo a unos parámetros fijados por la Consejería de Agricultura.

Además, la compensación por la pérdida de renta sólo se concederá si el arranque de los viñedos en plena producción se lleva a cabo un mes después de la presentación del plan de reestructuración y reconversión. Los planes que se presenten en esta convocatoria deben haber concluido antes del 31 de diciembre de 2015.