Medio Ambiente destina 529.971,59 euros al servicio integral de vigilancia, prevención y extinción de incendios forestales

El Gobierno de La Rioja ha autorizado, con carácter previo a su aprobación, un gasto de 529.971,59 euros para la contratación con TRAGSA del servicio de vigilancia, prevención y extinción de incendios forestales para la campaña 2009-2010.

El servicio incluye la vigilancia, la contratación de tripulaciones para autobombas forestales y de un servicio de guardias para auxiliar del conductor de autobombas.

La Rioja registró el pasado año un total de 110 siniestros forestales, que afectaron a 71,47 hectáreas de superficie forestal, de ellas 8,02 arboladas, constatándose una reducción tanto de la superficie forestal quemada por incendio, que disminuyó un 13%, como de la superficie arbolada.

La Rioja mantiene la baja siniestralidad forestal de las últimas temporadas y de los 110 siniestros registrados, 95 fueron meramente conatos, con menos de 1 hectárea afectada, y únicamente se produjeron 15 incendios.

La Consejería de Turismo, Medio Ambiente y Política Territorial ha ampliado este año la prevención y extinción de incendios forestales con la contratación durante todo el año de un helicóptero que empezó a operar el pasado 15 de enero en la base aérea contra incendios forestales ubicada en el aeropuerto de Logroño-Agoncillo.

Dentro de las políticas de prevención y extinción de incendios, la Consejería de Turismo, Medio Ambiente y Política Territorial acometerá durante 2009 la construcción de nuevos centros comarcales de vigilancia y extinción de incendios en Santurde, Villavelayo y Villoslada de Cameros, con una inversión que supera los 800.000 euros. Asimismo, están previstos nuevos centros en Murillo de Río Leza, San Román, Torrecilla en Cameros, Anguiano y San Millán, que se encuentran en diversas fases de tramitación y que se unirán a los ya existentes en Cornago y Ortigosa.

Además, la Dirección General de Medio Natural cuenta con 12 retenes de prevención y extinción de incendios repartidos por Cornago, Ventas Blancas, San Román, Villoslada de Cameros, Ortigosa, Torrecilla en Cameros, Canales, Anguiano, San Millán, Santurde y Ezcaray. A este dispositivo se unen otros 3 retenes.

Entre las medidas preventivas en que se hará hincapié este año figuran los tratamientos de selvicultura preventiva destinados a la mejora de las masas arboladas y a la ordenación del combustible, que incluyen medidas como podas, áreas cortafuegos o la creación de fajas auxiliares. En 2009, se destinaron a este tipo de acciones 4,1 millones de euros y se prevé mejorar 2.600 hectáreas de terreno.