16 de marzo de 2001

El Gobierno de La Rioja ha aprobado modificar la estructura de la Consejería de Obras Públicas, Transportes, Urbanismo y Vivienda para que pueda gestionar las competencias en materia de minas, que asumirá la Comunidad Autónoma el 1 de abril. La modificación, regulada mediante un Decreto, conlleva la creación de una Sección de Minas y un Negociado Administrativo dentro del Servicio de Ordenación del Territorio y Urbanismo.

La dotación personal de esta nueva sección constará de una plaza de Ingeniero Superior en Minas, una plaza de Técnico de la Administración General y otra de Auxiliar. Estos puestos podrán cubrirse a corto plazo porque el traspaso de competencias valora las necesidades económicas del Capítulo I para gestionar las funciones en materia de minas por un importe superior a los 14 millones más la actualización del IPC.

Entre las funciones asumidas por el Gobierno de La Rioja con estas nuevas competencias destacan: autorizar el aprovechamiento de los recursos, los yacimientos de origen no natural y las estructuras subterráneas, salvo las que se destinen al almacenamiento de productos energéticos; otorgar permisos y vigilar los trabajos de explotación e investigación que se lleven a cabo en terrenos de la Comunidad Autónoma, y vigilar el arranque de rocas en minería y obra civil mediante la utilización de cualquier técnica, además de la potestad de sancionar.