17 de abril de 2015

El Consejo de Gobierno ha autorizado un gasto de 1.029.381,67 euros para la prórroga del contrato de gestión de servicio público en la modalidad de concesión del centro especializado para personas con discapacidad Áncora, de Calahorra, gestionado por la Asociación Riojana Pro-personas con Deficiencia Psíquica (ARPS). La prórroga que hoy se aprueba hace referencia al periodo comprendido entre el 1 de octubre de 2015 y el 30 de septiembre de 2016.

Este centro, ubicado en la calle San Lázaro de Calahorra, presta servicio a personas con discapacidad y con dependencia de La Rioja Baja a través de plazas de atención diurna que fomentan la inserción social. En concreto, dispone de un total de 100 plazas, 25 de centro de día y 75 de centro ocupacional.

Los objetivos de estas plazas son recuperar y mantener el mayor grado de autonomía posible y mejorar la calidad de vida de las personas usuarias, que realizan programas de habilitación y rehabilitación personal y social, además de apoyar a la familia, favoreciendo la permanencia de estas personas en su domicilio.

La Asociación Riojana Pro-Personas con Discapacidad Intelectual (ARPS) se constituyó el 31 de enero de 1964 como respuesta a la inquietud de un grupo de padres y madres, que vieron necesaria la ayuda mutua y el compromiso de todos en el apoyo a las personas con discapacidad intelectual y a sus familias. Según los datos más recientes, 308 personas con discapacidad intelectual reciben apoyos en los centros y servicios de ARPS, que cuenta con 570 socios activos y 138 trabajadores.

En 2007, el Ejecutivo riojano concedió a ARPS la Medalla de La Rioja por entender que con su trabajo "logran mejorar la calidad de vida diaria de las personas con discapacidad intelectual y parálisis cerebral y apoyar a sus familias". Con esta importante labor contribuyen a la igualdad de oportunidades y la integración social de las personas que padecen deficiencias. Además, cabe destacar la atención integral que prestan a las personas con deficiencia psíquica y parálisis cerebral en las residencias, centros de día y centros especiales de empleo, incidiendo en la educación y promoción laboral como camino hacia la plena integración de estas personas.