18 de marzo de 2011

El Gobierno de La Rioja ha autorizado al Servicio Riojano de Salud el gasto relativo para la adquisición de catéteres arteriales o venosos y diverso material análogo. En concreto, el Servicio Riojano de Salud destinará 581.820 euros a este concepto.

Se trata del suministro de diversos productos sanitarios, cuya función básica es la canalización de fluidos, bien de fuera del cuerpo hacia dentro o viceversa, de dentro hacia fuera. En el primer caso, son técnicas de infusión y en el segundo, de extracción y drenaje. La vía de acceso puede ser una arteria, una vena, la uretra o, excepcionalmente, otra cavidad del cuerpo.

La canalización vascular venosa o arterial es actualmente una de las técnicas más comunes en los procesos clínicos, como paso previo a la utilización de gran variedad de técnicas de monitorización y tratamiento. Requiere la utilización de catéteres arteriales o venosos y diverso material análogo. Está indicada fundamentalmente en los casos de monitorización hemodinámica, obtención de numerosas muestras de sangre, para evitar molestias al paciente, necesidad de infusión de fluidos o fármacos, y técnicas que requieren recambio sanguíneo (hemofiltración, hemodiálisis etc.).

El catéter ureteral se ha convertido en un recurso indispensable para aliviar patología obstructiva urinaria alta en una intervención ambulatoria y de invasión mínima.

Para la evacuación de líquidos patológicos, se utiliza el trócar, instrumento quirúrgico con el cual se perfora la pared de cualquier cavidad del cuerpo.

Por tanto, el Servicio Riojano de Salud, con la finalidad de desempeñar su función asistencial con la calidad debida, necesita contratar el material sanitario descrito.