9 de octubre de 2009

El Gobierno de La Rioja, en su reunión de hoy, ha autorizado al Servicio Riojano de Salud (SERIS) el gasto relativo a la contratación del servicio de transporte de comidas entre sus hospitales y a la adquisición de apósitos de gasa, por valor de 552.219 euros en total.

Por un lado, se ha autorizado el gasto relativo a la contratación del servicio de transporte de la Cocina Central del Hospital San Pedro al resto de centros hospitalarios y de asistencia especializada del SERIS (Hospital de La Rioja, Centro de Alta Resolución de Procesos Asistenciales –CARPA–, Centro de Salud Mental de Albelda y 061). En concreto, el Servicio Riojano de Salud destinará para este concepto 197.000 euros, en dos anualidades, 2010 y 2011.

Además del Hospital San Pedro, los pacientes riojanos ingresan en otros centros de la Comunidad Autónoma, como son el Hospital de La Rioja, la Clínica Valvanera y el Centro de Salud Mental de Albelda. En todos ellos está garantizado, como no podía ser de otro modo, el servicio de comidas, tanto para los pacientes ingresados, como para los profesionales que hacen guardia (también en el CARPA y en el 061).

A través de la Subdirección de Hostelería se preparan, distribuyen y sirven todos los menús. En el hospital están ubicadas las instalaciones de la Cocina Central que aplica el sistema denominado ‘línea de cocina fría’, que consiste en centralizar la producción en una única cocina. Preparados los menús en el centro de producción, se emplatan y se conservan en frío hasta el momento en el que deben ser distribuidos a todos los centros consumidores.

Este sistema de hostelería requiere, en un camino de ida, el transporte de los carros con la comida elaborada desde el centro de producción a los diversos centros consumidores y, en un camino de vuelta, el de los carros con la vajilla desde los centros consumidores a la Cocina Central. Dicho transporte debe realizarse, de acuerdo con la normativa correspondiente, en vehículos especialmente acondicionados para el traslado de alimentos. Concretamente, deben ir provistos de una cámara frigorífica que mantenga los menús a una temperatura de entre 0 y 3 grados.

Apósitos de gasa

Por otra parte, el Gobierno de La Rioja también ha aprobado el gasto para la adquisición de compresas y apósitos de gasa por un importe de 355.219 euros para los centros del Servicio Riojano de Salud, cuya cuantía se plurianualizará en dos ejercicios, 2010 y 2011.

Uno de los artículos de curas imprescindibles en todos los servicios de atención sanitaria, tanto en hospitales como en centros de salud, son los apósitos de gasa de diversos tipos y medidas. Su uso está indicado básicamente para las heridas, es decir, cuando se produce una pérdida de continuidad de la piel como consecuencia de una agresión y, por tanto, aparece riesgo de infección. También en las intervenciones quirúrgicas está indicado su uso para la absorción de los líquidos durante la operación y para cubrir el tejido una vez suturado.