28 de mayo de 2010

El Gobierno de La Rioja, en su reunión de hoy, ha autorizado al Consejero de Salud el gasto relativo a la contratación del suministro de vacunas para la adaptación de calendarios de vacunación y para niños y adultos de riesgo en la Comunidad Autónoma de La Rioja, con el objetivo de asegurar las necesidades de los centros de vacunación de La Rioja en 2010.

La previsión es que Salud invertirá 110.352,32 euros, correspondientes a un suministro de 6.400 dosis de vacunas.

El programa de Vacunaciones en La Rioja es seguido por un alto porcentaje de niños en edad pediátrica, alcanzando coberturas superiores al 97% en todas las pautas de vacunación. Sin embargo, en la práctica vacunal se observa, con relativa frecuencia, la presencia de niños que acuden al centro de vacunación con el antecedente de haber recibido alguna dosis de las vacunas contempladas en el calendario de vacunaciones, pero que, por cualquier circunstancia, se ha interrumpido la administración de las vacunas correspondientes a su edad.

En estos casos, se debe inmunizar a estos niños con la administración de las vacunas que no han recibido o completando la pauta correspondiente. Para ello, Salud debe adquirir vacunas de forma independiente del resto de vacunas contempladas en el calendario y que, habitualmente, se administran de forma combinada.

Otro hecho que se está observando cada vez con mayor frecuencia es la afluencia de niños inmigrantes, procedentes de países en los que los calendarios vacunales son muy limitados o incluso inexistentes. Estos niños deben recibir pautas aceleradas de vacunación y, además, ser vacunados frente a enfermedades endémicas en sus países de origen, ya que pueden ser transmisores de esas enfermedades si no son inmunizados.

Por otra parte, existen determinadas personas consideradas de riesgo elevado para el padecimiento de enfermedades prevenibles por inmunización, dada su situación previa de patología de base o de déficit inmunológicos. Existe una diversidad de enfermedades crónicas (broncopulmonares, cardíacas, hepáticas, metabólicas, renales, etc.) que precisan de adaptaciones de las estrategias de vacunaciones sistemáticas recomendadas.

Por todo ello, las dosis que se van a adquirir van dirigidas a completar los calendarios retrasados o interrumpidos de niños en edad pediátrica, población inmigrantes y niños y adultos de riesgo.