20 de junio de 2014

El Gobierno de La Rioja ha dado hoy el visto bueno al gasto correspondiente al contrato de suministro de material fungible e implantes para la sección de radiología intervencionista del Servicio Riojano de Salud por un importe global de 720.989,10 euros. El contrato entrará en vigor el próximo 1 de octubre y finalizará el 31 de diciembre de 2016.

La radiología intervencionista es una especialidad médica dedicada al diagnóstico y tratamiento mediante la aplicación de procedimientos mínimamente invasivos guiados por estudios de imágenes diagnósticas. Desde mediados de la década de los 70 los radiólogos aplican este tipo de técnicas guiadas por imágenes, abriendo paso a la medicina mínimamente invasiva, de gran utilidad en procedimientos como la angioplastia (uso de balones inflables para destapar arterias obstruidas por arterioesclerosis) y la colocación de implantes endovasculares (mallas metálicas que mantienen abiertos los vasos sanguíneos).

Una de las principales ventajas de este tipo de procedimientos es que, en la mayor parte de los casos, el riesgo es menor que con la cirugía tradicional. De hecho, en muchos casos se pueden realizar de forma ambulatoria, con lo cual el paciente regresa a su casa el mismo día del tratamiento.

Asimismo, es común que estos procedimientos se puedan llevar a cabo sin anestesia general, con la correspondiente reducción de riesgos, menos dolor tras la intervención y menor tiempo de estancia hospitalaria.