20 de febrero de 2015

El Boletín Oficial de La Rioja publica hoy la Orden nº 4/2015, de 13 de febrero, de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente que regula las condiciones y periodos hábiles para el ejercicio de la pesca en aguas de La Rioja durante este 2015.

La nueva temporada de pesca arrancará en La Rioja el próximo 5 de abril y finalizará, de forma generalizada, el 16 de agosto. Como en años anteriores, la Dirección General de Medio Natural va a editar 10.000 ejemplares de un folleto informativo que recoge los aspectos más destacados de la orden y que podrá obtenerse en las dependencias de la Consejería, en las oficinas de Atención al Ciudadano del Gobierno de La Rioja, y ya consultarse en internet a través de la web www.larioja.org/medioambiente.

Una de las novedades de este año es la apertura del coto de Villanueva durante el mes de agosto en la modalidad de pesca sin muerte. También el coto intensivo de Arnedo queda habilitado para la pesca sin muerte y tradicional de manera simultánea, por lo que se elimina el antiguo tramo sin muerte de este coto. Por otro lado, y a solicitud del Ayuntamiento de Haro, en esta campaña estará prohibida la pesca en el Parque Rodríguez de la Fuente de la localidad.

Talla y cupo para la carpa

En cuanto a las especies, durante 2015 podrán ser objeto de pesca en aguas riojanas la trucha común, la anguila, el barbo común, el barbo de montaña o cachuelo, la loína, el negrillo, la tenca, y también el carpín, la carpa y la trucha arco iris. De este modo, se permitirán las repoblaciones habituales de trucha arco iris exclusivamente en los cotos intensivos que tradicionalmente lo hacían, exclusivamente con ejemplares criados en cautividad y con la intención de su captura y extracción del medio de forma inmediata.

Este año habrá novedades en cuanto a la carpa, para la que se asigna de nuevo talla y cupo por el evidente descenso de capturas en el Ebro especialmente, y tal y como han hecho otras comunidades autónomas limítrofes, para tratar de recuperar las poblaciones de esta especie cuya pesca tiene cada vez mayor número de adeptos. En este sentido, se establece un cupo de 5 ejemplares y una talla mínima de 18 cm. Como excepción, en el embalse de Valbornedo el cupo de capturas de carpa y también de carpín será de cero capturas, dado el estado regresivo en el que se encuentran allí las poblaciones de ambas especies.

Por su parte, los cangrejos rojos y señal, así como el alburno, el lucio, el pez gato, el pez sol o percasol, el black bass, el siluro y la lucioperca, todas especies catalogadas como exóticas invasoras, serán pescables en el marco de estrategias de erradicación, sin que se apliquen tallas, ni cupos. Eso sí, una vez pescados deben ser sacrificados de manera inmediata. Este año, para tratar de intensificar aún más el control sobre el cangrejo señal, se podrá extraer en todos los cursos bajos de los ríos y, como novedad, en el río Leza desde su desembocadura hasta el puente de Laidiez, con las limitaciones diarias y horarias establecidas de manera general en función del tipo de aguas.

Trucha común

En cuanto a la trucha común, lo más destacado de la nueva campaña de pesca es que se establece la talla a 25 cm en el río Iregua aguas abajo del coto de Viguera, en línea con lo establecido ya para el curso medio-bajo del Najerilla, para tratar de implantar una distribución de tallas acorde al espacio físico: 21 en alta montaña, 23 en media montaña, y 25 en los tramos medios-bajos, con algunas excepciones en embalses.

Junto a esto, en los cotos de Lumbreras, Neila y Urbión se modifican levemente las artes imponiéndose el anzuelo sin arponcillo en el uso de cucharillas y peces artificiales.

En la nueva campaña de pesca se mantiene la rotación de vedados. Este año se vedan en el Tirón los tramos Leiva-Herramélluri y Ochánduri-Cuzcurrita; y se abren Herramélluri-Ochánduri y Cuzcurrita-Tirgo. En el Najerilla varían los siguientes: se veda Bajo Urbión y se abren Alto Urbión y Brieva.