El Gobierno de La Rioja destinará 3,8 millones de euros a la construcción de la residencia de ARPS

El Gobierno de La Rioja ha aprobado suscribir un convenio con la Asociación riojana pro-personas con deficiencia psíquica (ARPS) para la financiación de la construcción y puesta en funcionamiento de la residencia para personas con discapacidad que esta entidad promueve en Logroño, entre las calles Luis de Ulloa y Madre de Dios.

El Ejecutivo destina un total de 3, 8 millones de euros, que se plurianualizarán en los ejercicios 2009 y 2010. La aportación de Servicios Sociales supone el 80% del coste total de la obra, que asciende a 4.754.058,97 euros.

Esta residencia proporcionará atención integral y personalizada, además de servir de vivienda estable a personas que, por su tipo de discapacidad o por circunstancias personales, encuentren dificultades para residir en el ámbito familiar. De esta manera, el Centro ofrecerá a las personas con discapacidad un alojamiento acorde a sus necesidades, lo que les permitirá fomentar su desarrollo personal, mejorar su autonomía, participación social y calidad de vida.

Con capacidad para 48 usuarios, la residencia constará de seis módulos con cuatro unidades residenciales de dos habitaciones y baño compartido, cada una. Las actividades previstas para el edificio son: estancia, manutención, administración, lavado de ropa, mantenimiento y cocina, cuyo comedor podrá atender hasta 212 usuarios. Servicios que se complementarán con las actividades de apoyo desarrolladas en otros edificios del complejo asistencial.

La residencia, aunque es un edificio individual, se enmarca dentro del complejo asistencial de ARPS, de manera que los residentes serán también usuarios del resto de instalaciones que ofrecen una asistencia integral, con lo que quedará completado el Centro Los Ángeles.

El edificio, que cuenta con una superficie útil de 2.823 metros, se distribuye en varias alturas. En el sótano se ubicaran vestíbulos, comedor, aseos, servicios de cocina y vestuarios de personal, un porche y un garaje. En la planta baja habrá un distribuidor, rampa, despachos, sala de visitas, biblioteca, cuarto de monitores, 16 habitaciones con aseos, sala de estar con aseo, enfermería y sala de curas, también con aseo. La primera planta contará con escalera y rampa, servicios, 24 habitaciones con baño y una zona de ocio con sala de estar. Y por último, en la segunda planta habrá servicios, 8 habitaciones con baño y una zona polivalente con sala de estar.