El Gobierno riojano aprueba el proyecto de Ley que establece ventajas fiscales para la rehabilitación de la vivienda habitual

El Gobierno de La Rioja ha aprobado hoy el proyecto de Ley de medidas urgentes de impulso a la actividad económica que establece la deducción de un 2% del tramo autonómico del IRPF por rehabilitación de la vivienda habitual para todos los contribuyentes, porcentaje que se incrementa para los jóvenes hasta un 5% y un 7%, según los casos.

Esta novedosa medida tiene efectos desde el 1 de enero de 2009. Su objetivo es contribuir a disminuir los efectos de la crisis económica, impulsando el consumo y la actividad económica, así como incidir positivamente en la actividad económica de las pequeñas empresas y de los autónomos en el sector de la construcción y sectores afines.

Como norma general, el proyecto de Ley establece que todos los contribuyentes podrán deducirse el 2% de las cantidades que inviertan en la rehabilitación de su vivienda habitual en La Rioja.

Los jóvenes podrán deducir el 5% de la inversión en su residencia habitual, porcentaje que aumentará hasta el 7% en el caso de los jóvenes cuya base liquidable no exceda de 18.030 euros en tributación individual o de 30.050 euros en conjunta.

El proyecto de Ley mantiene las deducciones para los jóvenes que inviertan en la adquisición de vivienda habitual, con ayudas del 3% con carácter general y del 5% en el caso de las renta más bajas referidas en el párrafo anterior, así como la deducción del 7% de las cantidades invertidas en la adquisición o rehabilitación de la vivienda que constituya segunda residencia en el ámbito rural.

A efectos de acogerse a estas deducciones, son considerados jóvenes los contribuyentes que no hayan cumplido 36 años a la finalización del periodo impositivo.

Esta medida forma parte de un ambicioso paquete de novedosas medidas, promovido por el Gobierno de La Rioja, que tiene por objeto ayudar a los riojanos a minimizar los efectos de la crisis. Además de la contemplada en este proyecto de Ley, destacan medidas para impulsar la actividad económica y fomentar el empleo, el incremento de la obra pública o la elaboración de la ‘Estrategia Rioja 2020’, un diagnóstico del modelo socioeconómico riojano para la próxima década.