El Gobierno aprueba el proyecto de Ley de aprovechamientos de recursos pastables y lo remite al Parlamento para su tramitación

El Gobierno de La Rioja ha aprobado el proyecto de Ley de Aprovechamientos de Recursos Pastables, que se ha remitido al Parlamento de La Rioja para su tramitación reglamentaria. El objetivo del mismo es ordenar, estructurar y mejorar el aprovechamiento sostenible de estos recursos.

El motivo principal de este Proyecto de Ley es que La Rioja carecía de una regulación propia de aprovechamiento de pastos, siendo la referencia normativa existente constituida en 1938, con reglamentación aprobada por Decreto en 1969. Es decir, una ordenación obsoleta y en nada ajustada a la organización de los recursos pastables con los que se cuenta en la región.

Hasta hace una década eran las Cámaras Agrarias Locales las que se encargaban de gestionar y organizar los pastos en los municipios, pero con su desaparición esta función pasó a manos de los mismos en colaboración con la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural. La referencia legal inmediata seguía siendo el marco normativo preconstitucional, cuyos principios estaban asentados en la costumbre y ajustados a figuras y estructuras administrativas inexistentes en la actualidad y por ello de imposible aplicación.

Una de las principales novedades de la nueva Ley será la creación de una Comisión Local de Pastos, que deberá constituirse en cada uno de los municipios en representación de agricultores y ganaderos. Constará de 27 artículos y 6 títulos, en los que se definirá la organización completa, derechos y obligaciones del aprovechamiento de estos pastos en La Rioja, importante para el mantenimiento de la ganadería extensiva.

El proyecto recoge medidas protectoras a la ganadería, al medio ambiente y a las costumbres locales. Además define qué son las superficies pastables y cuáles no.

El resto de los títulos se ocupan de la organización administrativa: las funciones de la Comisión Local, el papel de los municipios; la creación de las Ordenanzas de Pastos; la adjudicación de los aprovechamientos pastables y criterios de preferencia; las normas de aprovechamiento: la obligatoriedad del ganadero de cumplir con normativas sanitarias, utilización de productos fitosanitarios, mejora de estructuras ganaderas, etc; el régimen económico, con la fijación de precios y reinversiones en la actividad agraria; y el régimen sancionador, con la competencia autonómica en la incoación, instrucción y resolución de expedientes.