6 de septiembre de 2003

El Gobierno de La Rioja ha aprobado el Decreto por el que se prohíbe la plantación de algunas especies ornamentales en el territorio de la Comunidad Autónoma de La Rioja para luchar contra el denominado fuego bacteriano. El fuego bacteriano es una enfermedad causada por la bacteria "Erwinia Amylovora" que puede originar importantes pérdidas en explotaciones de frutales de pepita, especialmente peral y manzano, y que afecta también a numerosas plantas ornamentales y forestales pertenecientes a la familia de las rosáceas.

La prohibición, que tendrá una vigencia de cinco años, viene motivada por la creciente presencia en Europa del fuego bacteriano. De hecho, en La Rioja, se detectó un foco de esta enfermedad en el año 2000 en la localidad de Entrena, lo que obligó a establecer medidas para evitar la introducción y propagación de la enfermedad en nuestra Comunidad Autónoma.

El Decreto establece la prohibición de plantar en aceras, medianas y otras zonas ajardinadas de carreteras, autovías y autopistas, así como en vías o jardines públicos de toda la Comunidad de La Rioja, las siguientes especies: Chaenomeles, Cotoneaster (Falso Membrillero), Crataegus (Espino Albar), Cydonia (Membrillero Común), Eriobotrya, Malus (Manzano), Mespilus (Níspero), Photinia, Pyracantha (Espino de Fuego), Pyrus (Peral), Sorbus (Serbal) y Stranvaesia

La presencia de estas especies es muy común en vías interurbanas y en recintos ajardinados, si bien las plantas ya existentes podrán mantenerse sin ninguna restricción. Sólo en el caso de que se registraran afecciones bacterianas se procedería a la retirada de los ejemplares dañados.

Mediante estas medidas, La Rioja se suma a otras Comunidades Autónomas en las que están en vigor decretos similares tras haberse detectado la presencia del fuego bacteriano.