28 de noviembre de 2014

La Consejería de Obras Públicas, Política Local y Territorial licitará por 315.000 euros la contratación de los trabajos complementarios para la conservación ordinaria de las carreteras regionales. Este servicio refuerza la labor que lleva a cabo el personal de la Consejería de Obras Públicas para mantener en condiciones adecuadas la red viaria autonómica, que se extienden a lo largo de cerca de 1.500 kilómetros.

El Gobierno de La Rioja considera de especial importancia la conservación de las carreteras regionales, que permiten vertebrar el territorio y favorecer la comunicación entre los 174 municipios de la región, además de facilitar la conexión con las infraestructuras viarias de competencia estatal cuyo recorrido incluye el paso por La Rioja (autopista AP-68, autovía A-12 y las carreteras nacionales N-111, N-232 y N-124).

Este contrato se incluye dentro del presupuesto de 23,1 millones de euros que manejará el próximo año la Dirección General de Obras Públicas y Transportes para incrementar la seguridad vial y garantizar unas condiciones adecuadas para la circulación de los vehículos.

La conservación ordinaria de carreteras contempla tres ámbitos de actuación, Rioja Alta, Rioja Centro y Rioja Baja, y se gestiona desde los parques de servicios ubicados en Logroño y Calahorra.

La Rioja es una comunidad autónoma que posee un importante número de carreteras a pesar de su pequeño tamaño (algunas de ellas cuentan con un densidad de tráfico y un trazado similares a las carreteras estatales). Además es preciso subrayar la orografía del La Rioja. El 40% de las carreteras autonómicas se encuentra por encima de 600 metros de altitud, lo que obliga a una constante atención para evitar las posibles incidencias que puedan causar las precipitaciones, en especial, la nieve y el hielo, durante la época invernal.