14 de marzo de 2014

La Consejería de Obras Públicas, Política Local y Territorial invertirá 233.000 euros en la reparación de los daños causados por los desprendimientos en la carretera LR-113, en las proximidades del cruce con la LR-232 hacia Brieva de Cameros, como consecuencia de las condiciones climatológicas adversas, la abrupta orografía del terreno sobre el que se asienta la infraestructura, así como la tipología y propiedades geológico-geotécnicas de los materiales existentes en la zona.

Los daños ocasionados por los desprendimientos de considerable magnitud registrados los días 7 y 11 de febrero en los puntos kilométricos 33,675 y 33,850 de la margen izquierda de esta vía, que provocaron el cierre temporal al tráfico rodado, han hecho necesario que las obras hayan sido declaradas de emergencia por parte de la Dirección General de Obras Públicas y Transportes y adjudicadas a la empresa Hormigones, Áridos y Excavaciones (HORAESA).

La actuación pretende estabilizar los dos taludes con el fin de garantizar la seguridad vial de los vehículos que transitan por esta carretera de la red básica (primer nivel) de la comunidad autónoma, que sigue el curso del Najerilla para conectar la N-232 en Cenicero con la comarca de las Siete Villas a lo largo de cerca de 75 kilómetros.

El primero de los desprendimientos (punto kilométrico 33,675) deslizó una gran cantidad de rocas, algunas de ellas de más de 40 toneladas de peso, y tierra, ocupando cerca de 40 metros lineales de la calzada. El volumen de material deslizado fue menor en el segundo desprendimiento (punto kilométrico 33,850) debido a que el talud estaba protegido con una malla de triple torsión, lo que permitió que el material se depositara junto al talud, con una menor incidencia sobre la calzada.

Los técnicos de Obras Públicas establecieron desde un primer momento las líneas de actuación para retirar el material sobre la calzada con el fin de que se pudiera abrir al tráfico uno de los carriles, con paso alternativo de vehículos en función del sentido de la circulación, una vez que la zona quedó señalizada convenientemente.

LR-113, una carretera de montaña

La carretera del Najerilla es una vía típica de montaña en la que la principal dificultad para actuar sobre la misma reside en la complejidad geológica de la zona, formada por materiales precámbricos de la primera edad geológica.

La presencia generalizada de cuarcitas y pizarras muy fracturadas por el paso del tiempo requiere gran cuidado a la hora de actuar sobre las laderas por el riesgo de deslizamiento de los citados materiales. En 2012 y 2013 también se registraron en la misma época del año desprendimientos de similares características en esta zona.

Desde 1995 el Gobierno de La Rioja ha acometido por tramos el ensanche y mejora de esta carretera con objeto de incrementar la seguridad vial y reducir los tiempos de viaje, con una inversión superior a 20 millones de euros. Desde entonces se ha actuado entre Ceniero y la Venta de Goyo. En la actualidad, se ejecuta la mejora de la travesía de Bobadilla, con una inversión de 252.000 euros.