24 de abril de 2015

La Consejería de Obras Públicas, Política Local y Territorial ha informado hoy al Consejo de Gobierno sobre la reparación, que se está llevando a cabo por el procedimiento de emergencia, de los daños causados por los recientes desprendimientos en las carreteras autonómicas en el valle del Leza y Jubera y el Camero Viejo.

Estas obras, que cuentan con un presupuesto de 839.301 euros, tienen por objeto restituir la normalidad en estas carreteras tras subsanar cuanto antes el peligro que suponen para el tráfico y la seguridad vial la presencia de piedras y tierra sobre la calzada y la inestabilidad de las laderas debido a las extraordinarias lluvias de los meses de febrero y marzo.

Las zonas más afectadas se localizan en la carretera LR-250, desde Leza de Río Leza hasta Laguna; LR-461 de acceso a Leza; LR-466 para llegar a Rabanera y Ajamil y LR-245, que comunica los valles del Leza y el Iregua. También se han producido daños de menor consideración en la LR-333 en Villoslada de Cameros; LR-345 en Clavijo; LR-261 en el valle del Jubera y LR-477 en Santa Marina.

Obras Públicas ha planificado las obras en tres ámbitos de actuación debido a la gravedad de los daños, la compleja orografía del terreno y la amplia zona sobre la que hay que actuar. Las obras contemplan la estabilización de taludes, la retirada de los bloques de piedra de gran tamaño que ocupan parte de la calzada o se encuentran en sus inmediaciones, la reposición de las barreras de seguridad y las señales que hayan sido dañadas, así como la limpieza de los pequeños desprendimientos.

Tres empresas riojanas han sido elegidas para acometer estas obras en cada una de estas zonas. Riojana de Asfaltos trabaja en la LR-461 en Leza de Río Leza, LR-466 de acceso a Rabanera y Ajamil y LR-261 que comunica los valles del Leza e Iregua. A Ismael Andrés le han correspondido las actuaciones en la carretera LR-250 (entre los kilómetros 21 y 34, que afecta a los municipios de Soto y Terroba). Por último, Eurocontratas se encarga del resto de la LR-250 (entre los kilómetros 34 y 44,9, entre San Román y Laguna), además de la LR-333 en Villoslada de Cameros, LR-345 en Clavijo; LR-245 entre los valles del Leza e Iregua y LR-477 en Santa Marina.