20 de mayo de 2003

El Gobierno de La Rioja ha aprobado esta mañana un Decreto por el que se crea y regula el Consejo Riojano de Relaciones Laborales. Este órgano colegiado nace con el objeto de fomentar el diálogo social en materia de trabajo y la deliberación, y el debate colegiado sobre las propuestas que puedan plantearse en este ámbito. La norma consta de 17 artículos, una disposición adicional y dos finales.

El Consejo Riojano de Relaciones Laborales se define en el artículo1 como "órgano colegiado de participación, concertación y diálogo institucional entre las organizaciones sindicales y empresariales y el Gobierno de La Rioja"; estará adscrito a la Consejería con competencia en materia de empleo y relaciones laborales. En el mismo apartado se recuerda que, con la creación del Consejo, se cumple el Acuerdo Social y Económico de La Rioja de septiembre de 2001.

Las funciones que corresponderán a este órgano se recogen en el artículo 2. Entre ellas, destaca las de:

- propuesta y asesoramiento en materia de relaciones laborales

- fomentar el diálogo social entre los interlocutores sociales y empresariales y con las instituciones para la mejora de las relaciones laborales

- fomentar y potenciar la negociación colectiva, dentro del respeto del principio de autonomía de las partes, impulsando una mayor y mejor cobertura, y una adecuada estructura de los convenios colectivos en el ámbito de La Rioja

- actuar como órgano de consulta de la Autoridad Laboral en supuestos de extensión de convenios colectivos

- conocer las propuestas de disposiciones en el ámbito de las relaciones laborales antes de su aprobación por el Gobierno de La Rioja

- conocer la programación anual de objetivos territoriales de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social de La Rioja en materia de relaciones laborales.

El Consejo Riojano de Relaciones Laborales constará de ocho miembros. Su Presidente será el Consejero con competencias en materia de trabajo y de relaciones laborales. De los siete vocales, tres serán designados por la Comunidad Autónoma de La Rioja, dos en representación de las organizaciones empresariales y otros dos en nombre de las organizaciones sindicales.

El funcionamiento del Consejo se articulará a través de dos órganos: el Pleno y las Comisiones de trabajo. El primero estará integrado por sus ocho miembros y por el Secretario, que será un técnico de la Administración riojana designado por el titular de la Consejería que tendrá voz en las reuniones, pero no voto. El Pleno se reunirá con carácter ordinario cada dos meses y en sesión extraordinaria a propuesta del Presidente o de un tercio de sus miembros con derecho a voto.

Las Comisiones de trabajo se crearán por acuerdo del Pleno y atenderán, de forma permanente o temporal, cuestiones de carácter sectorial o funcional. Estarán integradas por miembros del Consejo con la representación proporcional que ostenten en el Pleno. Una novedad importante respecto a otros órganos similares es que se prevé la posibilidad de la asistencia de expertos o asesores en función de las materias que se traten.

El texto de la norma se ha redactado en el transcurso de diversas reuniones mantenidas entre el Gobierno de La Rioja y las organizaciones empresariales y sindicales firmantes del Acuerdo Social y Económico de La Rioja y cuenta con el informe favorable del Consejo Económico y Social (CES).

En su dictamen, el CES valora que, con este nuevo órgano de participación "se podrán ejecutar las competencias asumidas por la Comunidad Autónoma de La Rioja de forma dialogada y, a ser posible, consensuada con los interlocutores sindicales y empresariales".