2 de marzo de 2007

El Consejo de Gobierno ha sido informado de una orden que regulará la concesión de subvenciones de la Consejería de Administraciones Públicas y Política Local para financiar los costes de Secretaría de Agrupaciones y Mancomunidades de municipios. Esta orden se publicará mañana en el Boletín Oficial de La Rioja.

El Gobierno de La Rioja mantiene desde el año 1990 una línea de ayudas económicas para financiar los costes del personal dedicado a las funciones de Secretaría en las Agrupaciones de municipios constituidas y en las Mancomunidades riojanas. El objetivo de la nueva orden es adaptar las bases reguladoras de estas ayudas al nuevo régimen de subvenciones establecido por la Ley General de Subvenciones y el Decreto regulador del régimen jurídico de las subvenciones en el Sector Público de la Comunidad Autónoma de La Rioja.

Además, la nueva orden introduce diversas modificaciones con el objetivo de simplificar la gestión y lograr mayor seguridad jurídica en la concesión de las subvenciones.

Los beneficiarios de estas subvenciones son las Entidades Locales de la Comunidad Autónoma de La Rioja integradas en una agrupación para sostener en común un puesto de Secretaría y las Mancomunidades de municipios.

La subvención se podrá destinar no sólo a los costes del personal que desempeñe las funciones públicas necesarias reservadas a funcionarios con habilitación de carácter nacional, sino también los del personal administrativo complementario.

La orden establece como determinar la cuantía de la subvención en cada uno de los casos. Con carácter general las subvenciones se determinarán con referencia a las retribuciones que en concepto de sueldo y antigüedad haya de satisfacer la entidad local al personal. La cuantía de la subvención será equivalente a la suma del 95% del sueldo más el 75% de la antigüedad, excluidas en ambos casos las pagas extraordinarias.

En el caso de las Agrupaciones la subvención se referirá a los puestos de trabajo sostenidos en común para la atención de las funciones de Secretaría y auxiliares, y se reconocerá a cada una de las entidades agrupadas en la misma proporción económica en que participen en los costes comunes.