19 de septiembre de 2014

El Gobierno de La Rioja ha aprobado hoy el Decreto por el que se declara Bien de Interés Cultural en la categoría de monumento la iglesia de Nuestra Señora del Burgo de Alfaro y en el que se delimita, además, su entorno de protección. La consideración de Bien de Interés Cultural sitúa al monumento en el más alto nivel de protección y reconocimiento ya que tanto el monumento como el entorno.

La Ley del Patrimonio Histórico Español establece como Bienes de Interés Cultural con la categoría de monumento "aquellos bienes inmuebles que constituyen realizaciones arquitectónicas de ingeniería u obras de escultura colosal siempre que tengan interés histórico, artístico, científico o social".

La declaración comprende tanto al edificio principal, construido a finales del siglo XVII y mediados del XVIII, como una serie de dependencias auxiliares construidas en los siglos XIX y XXI: el espacio resultante de cubrir un antiguo patio, las dependencias parroquiales, un acceso por la cara norte a la sacristía, un antiguo despacho parroquial y el acceso al camarín de la Virgen del Burgo. También quedan incluidos en la declaración otros bienes muebles como los retablos, los lienzos o el mobiliario.

En cuanto al entorno de protección, este comprende un perímetro de 2.315 metros cuadrados, de los cuales casi un kilómetro cuadrado está ocupado por la propia iglesia del Burgo, y está delimitado al nordeste por la calle del Solar y al suroeste por la calle Nuestra Señora del burgo.

La iglesia parroquial de Nuestra Señora del Burgo, de estilo neoclasicista y barroco, fue construida a finales del siglo XVII y tiene su origen en la Capilla de la Puebla, construida en la segunda mitad del siglo XV. Posteriormente, en la primera mitad del siglo XVIII se levantó la torre, se construyó el camarín de la Virgen, denominado Capilla de Nuestra Señora, y se realizó el Retablo Mayor. Durante el siglo XIX se llevaron a cabo labores de restauración de la torre y el chapitel.

Esta iglesia, construida fundamentalmente con fábrica de ladrillo, tiene planta de cruz latina con una nave dividida en tres tramos y capillas entre contrafuertes. El espacio interior cuenta con arcos de medio punto, una cúpula de media naranja y una linterna en cuya base se abren varios óculos. Al lado norte del crucero se abre otra capilla, desde la que se accede a una dependencia cubierta; en el lado este se ubica otra capilla y en el lado sur se sitúan la sacristía y la sala capitular. A los pies de la iglesia hay un coro que alberga una sillería barroca de madera tallada con once asientos.Su estado de conservación es bueno y actualmente se está llevando a cabo la restauración de sus cubiertas, con una inversión total de 278.538 euros, financiados por la Consejería de Educación, Cultura y Turismo, que aporta 120.000 euros, el Ayuntamiento de Alfaro, 120.000 euros más y la Diócesis, los 38.538 euros restantes. Esta intervención frenará el progresivo deterioro que sufren los faldones de la cubierta, donde hay algunos elementos dañados por pudrición y carcoma. Además, permitirá arreglar las zonas con tejas rotas, movidas o desplazadas y solventar las filtraciones de agua.