10 de enero de 2014

La Consejería de Presidencia y Justicia, a través de la Dirección General de Justicia e Interior, ha aprobado la autorización de un gasto de 221.100 euros para financiar la prestación del servicio de gestión de los Puntos de Encuentro Familiar de Logroño y Calahorra durante un año.

El Punto de Encuentro Familiar es un servicio que presta el Gobierno de La Rioja, en colaboración con la Asociación para la Protección del Menor (APROME), en los procesos de separación de sus progenitores.

El Punto de Encuentro Familiar se concibe como un lugar neutral, imparcial y de carácter subsidiario que hace posible el cumplimiento del derecho fundamental del menor a mantener la relación con sus familiares. En estos Puntos de Encuentro se realizan las visitas tuteladas o entregadas y recogidas del menor con su progenitor/a no custodio con el fin de que las desavenencias o incumplimientos en el aspecto del régimen de visitas no perjudiquen el desarrollo evolutivo del menor, favoreciendo y garantizando la seguridad y el bienestar de éste, así como del padre o madre vulnerable.

Su objeto final es lograr la reducción del conflicto familiar generado por el régimen de visitas para que, una vez alcanzados los acuerdos funcionales necesarios, los interesados puedan desvincularse del servicio y realizar las entregas y recogidas de forma responsable y pacífica.

Este servicio garantiza en situaciones de crisis que las visitas familiares de los menores se realicen con seguridad y dentro de parámetros de normalidad que favorezcan el adecuado desarrollo del menor. En todo el proceso primará el interés de los menores. El acceso al servicio se produce siempre por pronunciamiento judicial explícito, el cual establece el régimen de visitas.

La Rioja cuenta con dos Puntos de Encuentro Familiar, ubicados en las localidades de Logroño y Calahorra, que atienden a todos los usuarios que son derivados por los Juzgados de las tres Demarcaciones Judiciales de Logroño, Haro y Calahorra.

El servicio prestado en La Rioja se completa con la atención que presta el Punto de Encuentro Familiar de Miranda de Ebro a los casos derivados de los juzgados de de Haro, en virtud del acuerdo alcanzado por el Gobierno de La Rioja con la Junta de Castilla y León.

Los Puntos de Encuentro Familiar se pusieron en marcha en el año 2002. Desde entonces, este servicio se ha ido consolidando y ha ido ampliando sus intervenciones, convirtiéndose en un recurso complementario de apoyo importante e imprescindible para la ejecución de sentencias.

Los Puntos de Encuentro Familiar se rigen por unos principios básicos comunes, y deben seguir un procedimiento de intervención, organización y funcionamiento homogéneos. Por ello, para el mejor funcionamiento de los mismos es conveniente que el servicio se gestione por la misma empresa, garantizando así que el desarrollo de las actividades cumpla a su vez con unas garantías de calidad en todo el territorio de la Comunidad Autónoma.