27 de marzo de 2015

El Gobierno de La Rioja ha aprobado hoy un decreto que regula la gestión y ejecución del Presupuesto de Gastos, las modificaciones presupuestarias y otras actuaciones con repercusión en el presupuesto. Esta norma supone un paso más en el desarrollo de la Ley de Hacienda Pública de la Comunidad Autónoma de La Rioja, que regula el régimen presupuestario, económico-financiero y de contabilidad de la Comunidad Autónoma de La Rioja.

El texto une en una misma norma las regulaciones relativas a contratos, subvenciones y hacienda pública vigentes hasta el momento, ya que se habían quedado obsoletas debido a las nuevas normas, que han ido apareciendo sobre estas cuestiones, provenientes del Estado, y se adapta a la Ley de Hacienda de la Comunidad de La Rioja.

El nuevo Decreto, que entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el BOR, refuerza el compromiso del Gobierno de La Rioja con la transparencia y el rigor en la gestión de los fondos públicos, al establecer un mayor control sobre la gestión y la ejecución de los gastos. De esta forma, el texto determina que la gestión del gasto se ajustará al principio de eficiencia, tal y como se establece en la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera, con el objetivo de cumplir con los objetivos de estabilidad presupuestaria.

Con la aprobación de este Decreto, el Gobierno de La Rioja cumple además con las recomendaciones del Tribunal de Cuentas en su informe de ejercicios anteriores, en el que se refería a la necesidad de mejorar la planificación presupuestaria.

Contenido del Decreto

El Decreto se estructura en 29 artículos, a los que se suma una disposición adicional, una derogatoria, dos disposiciones finales y tres anexos.

En primer lugar, el texto hace referencia a las normas generales para la gestión del presupuesto de gastos, y atribuye a la Dirección General de Control Presupuestario la expedición de todos los documentos contables que soportan las operaciones de gestión de créditos del presupuesto de gastos. Asimismo, regula la fase de ordenación de pagos o de ejecución del presupuesto y los supuestos en los que las fases de ejecución pueden acumularse.

Por otro lado, se detallan las distintas fases que debe atravesar un expediente de gasto (aprobación del gasto, compromiso de gasto, y reconocimiento de la obligación), especificando los trámites en los casos de gastos protocolarios y representativos, y en la tramitación de los contratos menores, la contratación centralizada de obras, suministros o servicios, y los contratos de cursos de formación, seminarios, coloquios, simposios, mesas redondas, colaboraciones o similares.

Además, el Decreto refuerza la apuesta del Gobierno de La Rioja por impulsar la Administración electrónica, ya que obliga a que las facturas o documentos justificativos de gasto se tramiten por medios electrónicos a través de la plataforma de facturación electrónica. De esta forma, se persigue agilizar la tramitación de los expedientes y reducir los tiempos de pago.

Por último, el Decreto adapta a la Ley de Hacienda Pública las normas relativas a las modificaciones presupuestarias y operaciones con repercusión presupuestaria, como los compromisos de gastos de carácter plurianual, la indisponibilidad de créditos o los proyectos de gastos.