11 de septiembre de 2009

El Gobierno de La Rioja ha aprobado el convenio de colaboración entre la Consejería de Servicios Sociales y la Mancomunidad del Alto Iregua para el desarrollo de programas e inversiones en materia de servicios sociales en el año 2009, que implica una subvención de 112.998 euros.

El presupuesto se repartirá en varios programas. Para el programa del Servicio de Ayuda a Domicilio, la Mancomunidad recibe una subvención de 81.018 euros y para el comedor social, complementario de la ayuda a domicilio, se destinan 31.500 euros. En cuanto a Prestaciones Complementarias, existe una financiación de 480 euros para ayudas económicas de emergencia social.

La aprobación del acuerdo tiene como objetivo propiciar un acercamiento eficaz de los servicios a los ciudadanos en el cumplimiento de la prestación de Servicios Sociales.

A través del convenio de colaboración, la Mancomunidad del Alto Iregua asume una serie de funciones dentro del área de Servicios Sociales, como la detección, análisis y diagnóstico de las situaciones de riesgo, necesidad social y dependencia. También debe asesorar a la población sobre los recursos disponibles y su derecho a utilizarlos y prevenir las situaciones de riesgo interviniendo sobre los factores que lo provocan y desarrollando actuaciones que eviten la aparición de problemáticas o necesidades sociales.

La Mancomunidad del Alto Iregua se compromete, asimismo, a apoyar la unidad de convivencia mediante la atención o el cuidado de carácter personal, psicosocial, doméstico y técnico; Y a proporcionar medidas alternativas de convivencia en situaciones de deterioro físico, psíquico, afectivo o socioeconómico que impidan el desarrollo personal o familial y no requieran tratamiento especializado.

Otro de los compromisos pasa por favorecer la inserción social de personas y colectivos a través de procesos de participación y cooperación social y desarrollar funciones propias de las unidades de trabajo social. Igualmente, tiene la responsabilidad de realizar programas de sensibilización sobre las necesidades de los servicios sociales existentes y fomentar la participación social en el desarrollo de la vida comunitaria.

La gestión de las prestaciones básicas y complementarias así como las de segundo nivel, y la colaboración de los sistemas públicos en bienestar social que incidan en su ámbito territorial así como la planificación y racionalización eficaz de los recursos sociales, completan las funciones de la mancomunidad.

Además de lo estipulado en este convenio, el Gobierno de La Rioja también ha concedido este año a la Mancomunidad del Alto Iregua 58.807, 65 euros para ayudar a financiar los costes del personal de servicios sociales.