7 de febrero de 2014

El Gobierno de La Rioja ha autorizado hoy un gasto estimado de 1.756.474 euros destinados a la licitación del acuerdo marco que fija las condiciones para la contratación centralizada de los servicios postales de la Administración de la Comunidad Autónoma de La Rioja, sus organismos públicos y restantes entes integrantes del Sector Público riojano, y que se adjudicará por procedimiento abierto a la oferta económica más ventajosa.

De este modo, el acuerdo marco permitirá a la Dirección General de Contratación Centralizada y Patrimonio negociar como un único órgano gestor los servicios postales, lo que simplifica la tramitación administrativa al unificar en un único pliego la contratación de todos los servicios postales –excepto las campañas de envíos masivos-, evitando que haya varios órganos de contratación dedicados a la tramitación de expedientes similares.

Además, permite lograr una mayor eficiencia en la gestión de los recursos públicos, dado que se aprovecha la reducción de costes que se puede obtener mediante contrataciones a escala.

Asimismo, al tratarse de un contrato de precios unitarios, el número de unidades de envíos postales estará subordinado a las necesidades de los centros durante el plazo de vigencia del mismo, que será de un año, pudiéndose prorrogar hasta un máximo de un año más.

Los servicios postales incluidos en este acuerdo marco son las cartas y tarjetas postales ordinarias, las cartas certificadas y notificaciones administrativas, las cartas urgentes certificadas, las cartas urgentes ordinarias, las publicaciones periódicas, libros y material fonográfico y videográfico, los paquetes postales, y los servicios telegráficos. Además, por primera vez, y dentro del impulso a las técnicas electrónicas, se incluyen las notificaciones informatizadas.

También son objeto de este contrato los servicios adicionales de aviso de recibo, acuses de recibo digitalizado, reembolso, valor declarado, seguro o seguimiento de envíos.

Los trabajos que deberá desempeñar la empresa adjudicataria consistirán en la recogida, admisión, clasificación, transporte y entrega de los envíos postales generados por la Administración, así como las actividades complementarias que requieran los diferentes servicios, como la devolución de los envíos cuando no pueda afectarse la entrega del mismo.

El pasado año la Administración regional realizó más de dos millones de envíos de los que 1,1 millones corresponden a cartas ordinarias; 797.941 a cartas certificadas y notificaciones administrativas; 63.954 a libros y publicaciones periódicas y 10.795 a cartas urgentes.