29 de septiembre de 2006

El Gobierno de La Rioja ha aprobado un convenio entre la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT) y la Comunidad Autónoma para la recaudación en vía ejecutiva de los ingresos de derecho público, que mejorará la colaboración entre ambas Administraciones. Gracias a este convenio, la AEAT asumirá la gestión recaudatoria de todas las deudas que le encomiende la Comunidad Autónoma.

Este nuevo convenio sustituirá al firmado en 1999 cuyo objetivo era la recaudación en vía ejecutiva de las deudas de los contribuyentes que tuvieran su domicilio fiscal fuera de la Comunidad Autónoma.

Además, introducirá mejoras sustanciales, tanto en la reducción de los costes de gestión como en el alcance de la delegación, ya que la Comunidad Autónoma ha decidido ampliar dicho alcance a la recaudación de todas las deudas que La Rioja pueda encomendar a la AEAT y no sólo a las de los deudores con domicilio fiscal fuera de la Comunidad. También se reduce la cuantía mínima de las deudas a gestionar de 10 a 6 euros, igualando el tratamiento al resto de deudas que gestiona la AEAT.

El ámbito de aplicación de este convenio será el del todo territorio nacional.

Se ha previsto, a su vez, la extensión de la gestión recaudatoria a otros Estados de la Unión Europea, dentro del marco de las directivas comunitarias sobre asistencia mutua en materia de recaudación, a medida que la AEAT vaya avanzando en este campo.

Gracias a esta colaboración, ambas Administraciones mejorarán su eficacia recaudatoria respecto a los deudores, mediante la recíproca implantación de un sistema de embargo automatizado de devoluciones tributarias y pagos presupuestarios.

Asimismo, se promoverá el uso de medios telemáticos para los intercambios de información de las actuaciones previstas en este convenio entre ambas administraciones.

Igualmente, gracias a este convenio se prevé que la Administración autonómica pueda acceder a distintas aplicaciones de la Agencia Tributaria para consultar la situación de las deudas remitidas en gestión de cobro.

Además, se incrementa con respecto al anterior convenio tanto la información que remitirá la Agencia Tributaria a la Comunidad Autónoma de La Rioja sobre las deudas que gestiona, como la periodicidad de la misma.

Por último, las novedades incluyen que, a medida que las disponibilidades técnicas de la Agencia Tributaria lo permitan, ésta pueda asumir la gestión de procedimientos de apremio iniciados por la Comunidad Autónoma de La Rioja.