21 de febrero de 2014

El Gobierno de La Rioja, reunido hoy en Consejo, ha autorizado a la Consejería de Salud y Servicios Sociales a prorrogar durante un año la concertación de 110 plazas de atención residencial destinadas a mayores dependientes severos. Las plazas estarán ubicadas en una residencia de Logroño y a su contratación la Consejería destinará 2,4 millones de euros.

El servicio se prestará durante 365 días, desde julio de 2014 hasta julio de 2015. La Rioja cuenta con una completa red de recursos públicos destinados a personas mayores dependientes entre los que destacan las 1.388 plazas públicas en residencias y las 400 plazas públicas de centro de día, distribuidas por toda la comunidad para garantizar que los servicios llegan a todos los riojanos, independientemente de donde vivan.

En este caso, las plazas beneficiarán a mayores dependientes severos que son aquellos que presentan una incapacidad permanente que les impide desarrollar las actividades normales de la vida diaria, precisando, por ello, de la asistencia de terceros. En la residencia, recibirán cuidados especializados y una atención integral y continuada.